3 de noviembre de 2016 00:00

Siete funcionarios marcaron el rumbo del acuerdo con la UE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 14
Carolina Enríquez

Siete funcionarios marcaron la ruta de negociación y aprobación del acuerdo comercial multipartes con la Unión Europea (UE).
El convenio se firmará el próximo 11 de noviembre. Aunque la negociación se inició en el 2007, Méntor Villagoméz, primer jefe negociador, recuerda que este es un proceso que nació hace más de dos décadas. “En 1994 la UE diseñó una estrategia de relaciones con América Latina, que involucraba acuerdos con países y grupo de países”.

De su mano, Ecuador llegó en 2007 a la Cumbre de Tarija, en Bolivia, donde los andinos aprobaron una declaración para negociar un acuerdo de carácter comercial.

En esa cita, el presidente Rafael Correa, durante su discurso, señaló que el acuerdo debía beneficiar a todos y no solo centrarse en el libre comercio. Esa posición se traduciría en tensiones a lo largo de toda la negociación.

Villagómez relata que durante los seis años que lideró la negociación con los europeos tuvo la consigna de hacer que se respeten las diferencias entre las economías de los andinos.
En septiembre de ese año arrancaron los diálogos con Eduardo Egas, como viceministro de Comercio Exterior, adscrito a la Cancillería.

Él, quien se autodenomina el “escribano” de la negociación por haber participado en ella en diferentes cargos por nueve años, coincide con Villagómez en que el proceso fue difícil por los numerosos temas a tratar y el debate que generó en el país.
Dos años después afloró la primera crisis. El país abandonó la negociación en julio del 2009, debido a la denominada “guerra del banano”.

El país protestó porque la UE no estaba cumpliendo con los acuerdos alcanzados en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC) con relación a los aranceles para el ingreso de esta fruta al bloque regional.

Aunque el tema del banano se resolvió cinco meses después y para el 2010 Ecuador anunció que quería volver a la mesa, hacerlo fue extremadamente complicado y tomó unos cuatro años.

Convencer a los europeos no fue fácil, recuerda Francisco Rivadeneira, quien en ese entonces asumió el proceso en el 2010 como viceministro de Comercio Exterior y quien fue la columna vertebral de la negociación comercial.

La tarea fue cuesta arriba. Además había que lidiar con posiciones divididas dentro del Gobierno por el tema. “No todo el Gabinete era favorable al acuerdo”, reconoció Egas, quien dejó el viceministerio y se convirtió en asesor de Correa.

Entre los funcionarios más críticos a los tratados estaba el exvicecanciller Kinto Lucas. El punto más visible de esos desencuentros internos se dio en el 2012 cuando el entonces embajador en Bruselas, Fernando Yépez, por orden de Lucas, desautorizó la orden del Ejecutivo de reanudar la negociación.

Esto pasó mientras Rivadeneira y Villagómez mantenían reuniones e intercambiaban misivas con los europeos para volver a las mesas.
Para Felipe Rivadeneira, expresidente de la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), ese incidente pudo haber tumbado las negociaciones con el bloque.

Tres años hasta la firma

Con la creación del Ministerio de Comercio Exterior, en 2013, Francisco Rivadeneira, quien asumió la Cartera, asegura que tuvo decisión política y no solo técnica para impulsar el acuerdo.
Esa decisión fue clave porque permitió crear un puente directo entre los empresarios, Gobierno y la UE, dijo el exdirectivo de Fedexpor.

Pero el sector privado consideraba que solamente la decisión política del presidente Correa permitiría en ese momento retomar de manera definitiva las negociaciones.

Felipe Ribadeneira asegura que por más de un año buscaron una reunión con el Mandatario, que finalmente se concretó en el 2013.

Aunque no recuerda con exactitud la fecha, relata que en ese
encuentro de carácter privado, en el Comité Empresarial Ecuatoriano, participaron unos diez empresarios. “Le explicamos que el concepto de adhesión no significaba que no pudiéramos negociar con nuestras particularidades”, recuerda.

Con esa información y tras una cita en Berlín con la canciller alemana Angela Merkel, Correa anunció su voluntad de tener un acuerdo.

Ocho meses después, Ecuador retomó las negociaciones de la mano del segundo jefe negociador, Roberto Betancourt, quien cerró los diálogos. Los últimos días fueron agotadores.

Con el preacuerdo, Rivadeneira, quien asumió personalmente la negociación en la etapa final, tuvo que informar de los resultados a Correa. “Salimos de Bruselas, llegamos en la tarde a Quito. Al otro día nos reunimos con el Presidente y volvimos ese rato a Bruselas. Llegamos a un acuerdo y cerramos”.

Era julio del 2014. En adelante era necesario el proceso administrativo para ratificar el acuerdo comercial, que también fue problemático.

Colombia y Perú debían dar su aval para adherir a Ecuador, pero se relantizó porque el país fijó salvaguardias a los dos andinos y luego un régimen general.

El entonces ministro de Comercio Exterior, Diego Aulestia -quien reemplazó a Rivadeneira- buscó por meses esa aprobación. Sin embargo, fue el Presidente quien lo logró tras viajar personalmente a Colombia y Perú en diciembre del 2015.

No solo las sobretasas demoraron el proceso, sino otras decisiones del Régimen como cupos a los autos, ajustes impositivos a los licores, etc., que generaban inquietudes en la UE. Juan Carlos Cassinelli, quien asumió el Ministerio de Comercio Exterior en mayo del 2016, dio respuestas a esos temas en seis meses, las cuales al final permitirán la firma.

Méntor Villagómez
- 2013
Fue jefe negociador del proceso desde el 2007, tras el inicio de las negociaciones. Previo a ello impulsó el acercamiento del país y los andinos con el bloque europeo.

Eduardo Egas
2008 - 2016
Viceministro de Comercio Exterior desde del 2008. Tras dejar el cargo también fue asesor de comercio del Ejecutivo, miembro del equipo negociador y Ministro de Industrias.

Francisco Rivadeneira
2010 - 2015
En el 2010 recibió el cargo de Viceministro de Comercio Exterior de Cancillería. En 2013 asumió el puesto de Ministro. En su gestión se cerraron las negociaciones con el bloque.

Kintto Lucas

2010 - 2012
En mayo del 2010 asumió el cargo de Vicecanciller. Durante su gestión hubo declaraciones contra el acuerdo que generaron roces en el Régimen. Dejó el cargo en el 2012.

Roberto Betancourt
2014 - 2015
Estuvo a cargo de las mesas de negociación desde enero de 2014 hasta julio de ese año, cuando logró el cierre definitivo en Bruselas. Es Embajador del país en Turquía.

Diego Aulestia
2015 -2016
Fue Ministro de Comercio Exterior desde marzo del 2015. Durante su gestión se tuvo que buscar el aval de Colombia y Perú para la adhesión al acuerdo.

Juan Carlos Cassinelli
2016
Es Ministro de Comercio Exterior desde mayo del 2016. Se encargó de la solución de los temas pendientes para ratificar el acuerdo. Estará en la firma.

Rectificación

A pedido de Kintto Lucas

En la edición del 31 de octubre de 2016, en el artículo titulado “Siete funcionarios marcaron el rumbo del acuerdo con la UE”, se menciona:

“Entre los funcionarios más críticos a los tratados estaba el exvicecanciller Kinto Lucas. El punto más visible de esos desencuentros internos se dio en el 2012 cuando el entonces embajador en Bruselas, Fernando Yépez, por orden de Lucas, desautorizó la orden del Ejecutivo de reanudar la negociación”.
La afirmación “el entonces embajador en Bruselas, Fernando Yépez, por orden de Lucas, desautorizó la orden del Ejecutivo de reanudar la negociación”, es mentira.

A pesar de estar totalmente contra el Tratado por las nefastas consecuencias que traerá al país y que se verán en el futuro, como ocurrió en México, en ningún momento di una orden al embajador Fernando Yépez para que desautorice la reanudación de la negociación.

Les solicito que muestren la “orden” en que supuestamente pedí a Yépez que se desautorice la reanudación de las negociaciones. Como esa “orden” nunca se dio, no existe. Por lo tanto están mintiendo. Así que es la obligación de su diario rectificar. Si querían la versión real, sin tergiversar los hechos, deberían haberme consultado, cosa que nunca hicieron.

La única orden emitida por mí al embajador Yépez, fue la de profundizar las gestiones para renovar el SGP (Sistema de Preferencias Arancelarias), debido a que diversos funcionario estaban poniendo reiteradas trabas a esa reanudación y no hacían la gestión necesaria. Esos funcionarios no querían renovar el SGP para utilizar ese hecho como excusa en la presión por firmar el TLC. No les pido abrir un debate amplio y transparente sobre el tema, porque sé que el único interés de su periódico es que se firme el TLC. Pero sí les exijo la rectificación correspondiente a la mentira publicada.

NDLR: Este Diario intentó comunicarse dos veces telefónicamente con el vicecanciller Kinto Lucas pero no logró comunicarse, y por ende no hizo la contrastación, por lo cual ofrece disculpas a él y a sus lectores. Sin embargo, rechaza la afirmación, sin sustento, de que “el único interés de su periódico es que se firme el TLC”. EL COMERCIO se ha limitado a informar y a seguir los hechos sobre el proceso de negociación con la Unión Europea, lo cual incluye las contradicciones surgidas en el Gobierno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)