30 de enero de 2015 15:59

Ecuador espera que EE.UU. concrete cinco extradiciones 'en los próximos meses'

El ministro José Serrano durante su visita a Estados Unidos. Foto. Ministerio del Interior

El ministro José Serrano durante su visita a Estados Unidos. Foto. Ministerio del Interior

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 3
Contento 54
Agencia EFE

El ministro de Interior de Ecuador, José Serrano, dijo hoy, 30 de enero de 2015, que confía en que las extradiciones de cinco individuos que están en EE.UU. se concreten "en los próximos meses", y aseguró que, por primera vez en muchos años, hay una relación "de confianza y respeto" con Washington en materia de seguridad.

En una entrevista con Efe durante su visita a Washington, Serrano explicó que aprovechó una reunión que mantuvo este jueves en el Departamento de Estado para plantear "un tema prioritario que Estados Unidos tiene pendiente con el Ecuador, que es el tema de las extradiciones".

Citó los casos del expresidente Jahmil Mahuad, condenado por malversación de fondos; los banqueros Roberto y William Isaías, condenados por malversación; el primo del presidente Rafael Correa, Pedro Delgado, acusado de uso de documentos falsos; y el exgeneral de Policía Édgar Vaca, procesado por crímenes de lesa humanidad.

"Aspiramos a que en los próximos meses se concreten ya estas extradiciones, pero al mismo tiempo se concreten los mecanismos transparentes de Interpol", aseguró Serrano a Efe.

"Quien ha sido juzgado y sentenciado por un delito, en este caso delitos financieros y económicos en el país, debe también estar con la alerta respectiva de Interpol, es decir la alerta roja", añadió.

Ecuador confía en que, con la información que ha enviado sobre esos casos, "las autoridades de Justicia de EE.UU. tomen una decisión lo más rápido posible y, sobre todo, lo más apegada al Derecho".

El ministro de Interior ecuatoriano transmitió ese mensaje durante su cita en el Departamento de Estado con el subsecretario de Estado adjunto de EE.UU. para Latinoamérica, John Feeley.

La reunión sirvió para dar seguimiento a la visita que hizo en noviembre pasado a Ecuador la secretaria de Estado adjunta de EE.UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y que sirvió para relajar levemente la tensión que ha marcado en los últimos años la relación.

Las conversaciones que mantuvo Serrano giraron fundamentalmente en torno a la cooperación en materia de seguridad y no incluyeron, por tanto, menciones a la frustración de Ecuador sobre la supuesta participación de la CIA en un ataque colombiano en 2008 contra una base que las FARC habían instalado en territorio ecuatoriano.

El ministro salió de sus reuniones en el Departamento de Estado y en la Agencia Estadounidense Antidrogas (DEA) con la sensación de que, en materia de seguridad, EE.UU. y Ecuador tienen una relación "cercana, de confianza, de respeto, y muy transparente".

"Han sido -subrayó- reuniones muy provechosas en donde se ha ratificado esta necesidad de mayor acercamiento pero sobre la base del respeto, la transparencia y esta horizontalidad, es decir, ningún Estado, ninguna policía sobre la otra, ninguna necesidad sobre la otra, sino todo en el marco que nos beneficia a los dos países".

Según Serrano, hace unos años Ecuador tenía "una policía que prácticamente no decidía por sí quién era el comandante general, quién era el director antinarcóticos".

"Antes nos andaban decidiendo, esa era la lógica. Antes nos decían que este general tiene que ir a antinarcóticos, este general tiene que ser el comandante general porque, si no, te cierro la llave de los recursos", aseguró el ministro.

"Ahora estamos en un Estado soberano que toma sus decisiones y yo creo que obviamente, en esa perspectiva, todo el nivel de coordinación que sea horizontal, que sea transparente, bienvenido. Y eso es lo que estamos haciendo con Estados Unidos", agregó.

En el Departamento de Estado, Serrano también habló de cómo fortalecer el "sistema de capacitación y de coordinación" de las policías de ambos países para articular un mecanismo de "intercambio de información de delitos" que permita fortalecer la cooperación en materia de prevención del crimen.

A juicio de Serrano, esa mayor coordinación regional es fundamental para consolidar los avances que, según afirma, ha hecho su país en los tres años que él lleva al frente de la cartera de Interior.

"Estamos mostrándole al mundo que a nosotros nos interesa tener la mejor policía de Latinoamérica", dijo el ministro.
"Eso -aseguró- requiere hacer un proceso duro, un proceso penoso pero importantísimo de depuración" de la Policía Nacional, que ya ha permitido la expulsión de 600 agentes vinculados a corrupción o narcotráfico pero que se va a reforzar más este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (3)