1 de octubre de 2015 00:00

Economía registra 2 trimestres de tasas negativas

Diego Martínez (centro), gerente del Banco Central, presentó ayer las cifras de crecimiento del segundo trimestre. Foto: Vicente Costales/ El Comercio

Diego Martínez (centro), gerente del Banco Central, presentó ayer las cifras de crecimiento del segundo trimestre. Foto: Vicente Costales/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 41
Triste 3
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 2
Mónica Orozco

La economía ecuatoriana decreció en 0,3% el segundo trimestre de este año con respecto al primer trimestre previo, anunció ayer (30 de septiembre) el Banco Central del Ecuador (BCE).

Se trata del segundo trimestre consecutivo de caída para la economía en lo que va del año. Según el BCE, entre enero y marzo se registró una tasa del -0,1%. Con ello, técnicamente el país atraviesa por una recesión, según gremios y analistas.

Sin embargo, las autoridades del Banco Central insistieron ayer en que prefieren usar el término “desaceleración”, pues pese a los resultados trimestrales negativos, las tasas interanuales aún son positivas, dijo ayer Diego Martínez, gerente del BCE.

La tasa interanual de crecimiento de la economía al segundo trimestre del 2015 fue del 1%, la más baja desde el 2007.

Para Alberto Acosta Burneo, editor de Análisis Semanal, una economía que registra dos trimestres de tasas negativas está técnicamente en recesión, pero más allá de la definición dijo que es claro que “la economía se está desacelerando”.

Aun así, indicó que el principal desafío será sostener el crecimiento en el 2016, en un escenario de acceso limitado a financiamiento y con un riesgo país que ya sobrepasa los 1 400 puntos, “que prácticamente ha cerrado el acceso a mercados financieros internacionales”.

Martínez reconoció que la actividad económica del país va a estar bastante más lenta, no se va a generar empleo con la misma velocidad y el comercio no tendrá el mismo nivel de ventas que en años anteriores.

De ahí que hasta el cierre del 2015, el BCE prevé que la economía crecerá escasamente un 0,4%, frente a un 3,7% del 2014.
Sectores como el camarón y la electricidad fueron los que más crecieron en el segundo trimestre, cuando el Gobierno está culminando fuertes inversiones en varias centrales hidroeléctricas.

José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, comentó que si bien el sector de camarón creció los dos primeros trimestres de este año, esto se debe a un incremento del volumen de producción del sector para compensar una fuerte caída de precios en el mercado internacional, pero ese ritmo no podrá seguir por mucho tiempo más. El ingreso de nuevos competidores como India e Indonesia han provocado 16 meses seguidos de precios internacionales a la baja, dijo el ejecutivo, lo que ha generado que las ventas se reduzcan 15%.

Según Camposano, la colocación de más producción está limitada por la falta de acuerdos comerciales, por lo que espera una desaceleración este año.

La manufacturera creció ligeramente un 0,4% en el segundo trimestre de este año.

Tras conocer los datos del segundo trimestre de este año, el director ejecutivo del Comité Empresarial, Roberto Aspiazu, consideró que la economía ecuatoriana técnicamente ha entrado en recesión. Sobre el dato del sector industrial, indicó que este refleja la tendencia general de la economía, “con caída en ventas y consumo”.

Más que nunca -dijo- es necesario concertar acuerdos entre el sector público y privado.

La construcción, en cambio, sumó un nuevo trimestre negativo al cerrar con una tasa del -0,5% entre abril y junio del 2015. El primer trimestre el sector ya había caído 1,8%.

Para Enrique Pita, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de la Construcción, las cifras reflejan el descenso agresivo de esta actividad. El sector inmobiliario atraviesa por una crisis, indicó.

Al sector financiero, en cambio, pese a una menor colocación de créditos, continúa creciendo, según las estadísticas del Banco Central.

Para afrontar el difícil escenario, el Gobierno ha recurrido a recortes presupuestarios, una reducción de inversiones en el sector petrolero, mayores aranceles a bienes importadores (salvaguardias), etc.

Martínez ratificó que, pese a la situación económica, el país está en capacidad de cumplir con el próximo pago de USD 650 millones de los bonos 2015, que vence este 15 de diciembre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (3)