28 de noviembre de 2016 00:00

Ecuador pide a la CAN regular sobretasas

Ecuatorianos acuden a comprar en Colombia para aprovechar menores costos por la devaluación del peso. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Ecuatorianos acuden a comprar en Colombia para aprovechar menores costos por la devaluación del peso. Foto: Paúl Rivas / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Carolina Enríquez

Ecuador propuso a la Comunidad Andina de Naciones (CAN) un proyecto de Decisión que reglamente la aplicación de la cláusula de salvaguardia cambiaria del bloque.

La salvaguardia es un gravamen que se fija a las importaciones con el fin de proteger la economía local. En Ecuador se ha aplicado, por ejemplo, para evitar el impacto de la depreciación de monedas como las de los Estados miembros del grupo regional andino.

El artículo 98 del Acuerdo de Cartagena (documento de conformación del bloque) establece que si la devaluación de uno de los países miembros altera las condiciones económicas de otro, el perjudicado podrá plantear el caso a la Secretaría General del órgano y, verificada la perturbación, aplicar medidas correctivas.

El presidente Rafael Correa ha expresado permanentemente su preocupación por el impacto en la economía ecuatoriana de las devaluaciones -en relación con el dólar- del sol peruano y del peso colombiano, en los dos últimos años.

Según datos del Banco Central del Ecuador (BCE) y agencias internacionales de prensa, entre octubre del 2014 e igual mes de este año, esas monedas perdieron valor en un 15% y en un 32%, respectivamente.

En su enlace del 9 de julio pasado, el Mandatario dijo que los primeros días de ese mes mantuvo una reunión en la que analizó el comercio con el grupo andino. Anunció que el país estudiaba la aplicación de un mecanismo de salvaguardias automáticas si las naciones del bloque devalúan sus monedas.

Esto se encuentra en el proyecto de Decisión que reglamenta la aplicación del artículo 98 del Acuerdo de Cartagena, que se presentó a la CAN “hace menos de dos meses”, según confirmó a este Diario, el pasado 16 de noviembre, el ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli.

“Lo que estamos indicando es que se desarrolle el reglamento de aplicación de una manera más expedita. Está puesta la intención de Ecuador y es un tema que abordaremos a partir de enero”.

Una fuente de la CAN indicó a EL COMERCIO que el texto se presentó en una reunión de la Comisión del grupo regional, realizada a finales de octubre, en la que hubo una breve explicación de Ecuador y comentarios de los otros miembros: Colombia, Perú y Bolivia.

Este Diario consultó los detalles sobre el proyecto y los procedimientos al Ministerio de Comercio Exterior y a la CAN, pero hasta el cierre de la edición no respondieron.

La propuesta, a la que accedió este Diario, explica que se aplicará “una medida correctiva” al país miembro importador, cuando la CAN verifique que “el tipo de cambio nominal registre una variación anual superior a la variación anual de inflación del país miembro exportador”. Eso, en un porcentaje que todavía no se encuentra determinado.

La medida correctiva será una sobretasa arancelaria ad valorem (sobre el valor del bien) igual “a la diferencia entre la variación anual del tipo de cambio nominal y la inflación anual que registre el miembro exportador, siempre y cuando esta no supere el porcentaje arancelario de Nación Más Favorecida (NMF)”.

Cristian Espinosa, analista en temas de comercio exterior, explicó que esto implica que el porcentaje con el que se gravará a los países miembros será el porcentaje de devaluación menos la inflación, siempre y cuando este no supere el porcentaje arancelario de NMF.

“Si el cambio del peso pasa de 2 000 a 3 000, la devaluación es del 50%. Eso me llevaría a poner un arancel del 48%, por ejemplo, si la inflación fuera del 2%. Pero como no me puedo pasar el porcentaje NMF, tendría que aplicar el máximo que este determine”.

El analista explicó que el Comité de la CAN es el encargado de tratar pedidos como el de Ecuador. Indicó, además, que la aprobación de este tipo de procesos depende de la complejidad.

“Normalmente, los países someten a consulta y revisan los textos, lo que toma tiempo (...) puede haber una opinión favorable si es que hay consenso de todos”.

En ocasiones anteriores, Colombia y Perú han rechazado medidas adoptadas por Ecuador como, por ejemplo, las salvaguardias cambiarias de inicios del 2015, que estuvieron en el orden de entre 7% y 21%.

Luego de tres meses, Ecuador levantó ese mecanismo y aplicó sobretasas al mundo. Tras el terremoto se extendieron y la medida ha sido revisada por la Organización Mundial de Comercio. Hoy y mañana, Cassinelli tendrá citas en Ginebra para analizar el tema.

Sobre las salvaguardias cambiarias a la CAN -dijo Correa en julio- para su adopción se tuvo que hacer “malabares”. “Ellos todos los días nos devalúan las monedas. Eso equivale a poner salvaguardias en todos los productos”. Por eso propuso que ante una devaluación se pueda “inmediatamente poner aranceles especiales” como protección para Ecuador.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (2)