8 de septiembre de 2016 20:37

Una denuncia de agresión de un agente civil de tránsito de Ibarra es investigada en medio de mutuas acusaciones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 7
Washington Benalcázar

La Fiscalía será la encargada de determinar las responsabilidades en el impasse entre un conductor de un vehículo particular y un agente civil de tránsito ocurrido el
7 de septiembre del 2016 en la ciudad de Ibarra, provincia de Imbabura, en el norte de Ecuador. El caso se volvió viral en las redes sociales, luego que el padre del conductor del automóvil San Remo, color azul, Edison V., subiera un video en el que el funcionario público le rocía gas pimienta mientras conducía.

En el material gráfico, grabado en el teléfono personal de Edison V., se observa al agente Andres G. viajando en el asiento posterior del San Remo, mientras que junto al conductor iba su hijo, de 3 años. Según los implicados, se movilizaban rumbo al Centro de Detención Vehicular, ubicado en el sur de la urbe.

Sin embargo, el agente de tránsito habría utilizado el gas luego que Edison V. habría cambiado el rumbo de la ruta. En el video se observa que previamente el uniformado le solicita varias veces detener la marcha. Luego intenta descender del vehículo, pero el chofer no se detiene.

Ante esto Andrés G. solicita apoyo a sus compañeros y al
ECU 911, utilizando un radio portátil de comunicaciones. Luego procede a utilizar su aerosol de defensa.

Hoy, 8 de septiembre del 2016, el conductor del automóvil y los directivos de la Empresa Pública de Movilidad del Norte (Movidelnor), a cuyas filas pertenece el agente de tránsito, presentaron por separado denuncias de supuestas agresiones.

Según Édgar López, gerente de Movidelnor, el agente está suspendido momentáneamente mientras se realizan las investigaciones respectivas. Aunque no justifica el procedimiento de Andrés G., porque estaba presente un menor de edad, aclaró que el chofer del automóvil era un taxista informal, por lo que fue detenido.

Como prueba de esa infracción, prevista en el artículo 386 inciso 3 numeral 1, del Código Orgánico Integral Penal, que sanciona el transporte ilegal, se mostró un video grabado por el agente. Ahí se muestra la imagen de una mujer que viajaba en la parte posterior. Al ser indagado por el uniformado asegura que habría pagado USD 1,25 por la movilización.

Las grabaciones de este caso, que circulan bajo los títulos: Indignación Ibarra, corrupción, basta de abusos…, sirvió para que muchos ciudadanos se pronunciaran a favor y en contra del agente de tránsito. También para cuestionar la gestión política del Municipio de Ibarra, parte de Movildenor. El vehículo
San Remo permanece retenido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (26)
No (12)