7 de julio de 2014 16:57

Autoridades dicen que el ECU-911 no solo persigue la delincuencia

En el sector La Puntilla.  El sistema de monitoreo del ECU 911 funciona en un edificio remodelado ubicado en el cantón Samborondón.

ECU 911 en el sector de la Puntilla. Foto: Archivo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Javier Ortega. Redactor

Dos años después de la implementación del proyecto Transporte Seguro, las cifras oficiales revelan que el uso de cámaras en buses y taxis del país ha ayudado a las investigaciones de la Fiscalía y de la Policía.

Los agentes han identificado y capturado a 206 personas que presuntamente perpetraron delitos (homicidios, robos) dentro de las unidades. Hoy, lunes 7 de julio, terminó un proceso de capacitación a 2 600 fiscales del país, para que puedan acceder a los videos de seguridad a través de una plataforma digital.

César Navas, director general del ECU 911, en una entrevista con Diario El Comercio, da su punto de vista sobre la video vigilancia en el país.


¿Cuál es el balance que deja en estos dos años las cámaras instaladas en buses y taxis del país?

El impacto que ha tenido el proyecto denominado Transporte Seguro, de la Agencia Nacional de Tránsito y vinculado con el ECU 911, ha sido muy positivo. Por tres razones principales.

¿Cuáles son?

La primera es que existe ya un control a las unidades de transporte público. Es decir, no solo nos estamos basando la vigilancia en el tema delincuencial. Ahora también controlamos cuántas veces para el bus, si lo hace en las paradas pertinentes, si va a exceso de velocidad.

Los otros dos aspectos están relacionados con la seguridad ciudadana. Primero: todos estos casos muy lamentables (crímenes dentro de taxis y bus) es difícil que con las cámaras no ocurran. Son cosas que ocurren en décimas de segundo. Pero ¿dónde sí está el plus del kit de seguridad? Es que nos ha permitido ya judicializar y determinar todos y cada uno de los crímenes. Eso antes, sin esta herramienta, no se podía dar.

¿Y la tercera razón?

El tercer punto tiene que ver con la percepción del ciudadano a sentirse más seguro. Subirte a un bus, a un taxi con cámaras de seguridad, con un botón de auxilio nos ha permitido mejorar los niveles de percepción; tanto para el conductor como para la persona que toma las unidades.

¿Es decir?

Esto se traduce en el cometimiento de menos delitos en la transportación pública. Ya un delincuente que se sube a las unidades sabe que en cualquier momento lo están filmando y esa evidencia está en un repositorio independiente.

¿Entonces las cámaras tienen un efecto disuasivo más que preventivo?

El Estado no quiere capturar más ladrones; lo que se quiere es que no ocurran (los delitos). Estamos trabajando en el tema disuasivo. Este momento un delincuente ya no se sube con la misma frecuencia a robar buses y taxis porque sabe que lo están grabando.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)