30 de agosto de 2017 16:59

Ecuador defenderá la ciudadanía universal como eje de su política exterior

La canciller María Fernanda Espinosa visitó este miércoles, 30 de agosto, el Museo Memorias de la Revolución Liberal Radical en Ciudad Alfaro. Foto: Tomada del Twitter de la Cancillería

La canciller María Fernanda Espinosa visitó este miércoles, 30 de agosto, el Museo Memorias de la Revolución Liberal Radical en Ciudad Alfaro. Foto: Tomada del Twitter de la Cancillería

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Agencia EFE

Ecuador seguirá defendiendo la ciudadanía universal y la libre movilidad como eje de su política durante los próximos cuatro años, aseguró este miércoles, 30 de agosto, la ministra María Fernanda Espinosa con motivo de la clausura de las mesas de diálogo en política exterior.

En un intervención pública en Ciudad Alfaro, en Montecristi, provincia de Manabí, la ministra sostuvo que en un mundo cada vez más interconectado el derecho a la movilidad no puede ser sólo para el capital y las ganancias.

"La movilidad humana enriquece a los pueblos y contribuye a combatir toda forma de discriminación y xenofobia", afirmó según un comunicado difundido por su oficina.

En esa línea, señala la nota de prensa, la ministra explicó que América Latina ha cuestionado por más de una década "el orden unipolar, no democrático, que violenta la voluntad de los pueblos y frena (el) pleno desarrollo" y reconoció que la vía a la paz permanente es la cooperación internacional.

Una cooperación que "debe ser una prioridad para alcanzar la justicia fiscal, combatir los delitos financieros y regular las actividades de las empresas transnacionales frente a los derechos humanos".

La ministra eligió como cierre de las mesas de diálogo para la construcción de la Agenda de Política Exterior 2017-2021 la llamada Ciudad Alfaro, un lugar -recordó Espinosa en su discurso inaugural- en el que en 2008 se iniciaron las sesiones de la Asamblea Constituyente que elaboró el marco constitucional que rige al Ecuador, proceso del que se cumplirá el décimo aniversario el próximo 30 de noviembre.

"Traigo a la memoria estos hechos históricos, porque marcaron la identidad y el carácter de las transformaciones alcanzadas. También nos marcó a cada uno de los ecuatorianos y ecuatorianas", consideró.

La ministra, que entró en funciones en mayo pasado, sostuvo que el país reconoce el derecho internacional como norma de conducta, y que para ello la cartera que dirige seguirá alentando a la democratización de los organismos internacionales y a una equitativa participación de los Estados en ellos.

Y valoró que Ecuador debe aún profundizar su inserción estratégica en el mundo, cooperar entre regiones, entre bloques, para producir, distribuir y redistribuir los recursos y apostar por una integración estructural como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"Debemos fortalecer la Cooperación Sur-Sur, con agendas comunes que podemos impulsar desde la Presidencia del G77 + China hoy a cargo de nuestro país. Así podemos aportar a construir un mundo mejor", indicó la jefa de la diplomacia ecuatoriana.

La octava y última mesa de diálogos sobre política exterior estuvo integrada por Andrés Mideros, secretario nacional de Planificación y Desarrollo; Daniel Filmus, parlamentario del Mercosur por Argentina, y Jaime Estay, académico de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)