14 de octubre de 2014 18:05

Compras con dinero electrónico costarán desde USD 0,02

El usuario puede cargar el dinero electrónico siempre que haya entregado el respaldo en moneda física. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

El usuario puede cargar el dinero electrónico siempre que haya entregado el respaldo en moneda física. Foto: Paúl Rivas/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 46
Triste 4
Indiferente 8
Sorprendido 21
Contento 2
Mónica Orozco. Coordinadora

El Banco Central del Ecuador (BCE) aprobó el tarifario para el uso del dinero electrónico en el país, que entrará en funcionamiento a fines de este año.

Así lo dio a conocer Fausto Valencia, director del proyecto de dinero electrónico de la entidad, en el foro M2Money & Payments 2014, que se efectuó hoy, 14 de octubre del 2014, en Quito.

La moneda electrónica será un medio de pago voluntario que utilizará el celular para la compra de bienes o pago de servicios en autoservicios, farmacias, supermercados, etc. El respaldo será en dólares, es decir, si una persona tiene USD 1 podrá cambiarlo por su igual en electrónico.

El proceso requiere primero crear una cuenta en el sistema de dinero electrónico del BCE. Luego de esto, el usuario puede cargar el dinero electrónico, siempre que haya entregado el respaldo en moneda física. El dinero es acreditado en su cuenta y puede utilizarlo para hacer compras, pagos, etc.

Según Valencia, la apertura de la cuenta en el sistema electrónico y mantenimiento no tendrá costo.

La carga de dinero (entregar dólares físicos y cargar en su celular un monto igual en electrónico) no tendrá costo.

También indicó que las cuatro primeras descargas al mes no tendrán costo; una descarga, es cuando usted dispone de dinero electrónico en su celular y busca canjearlo por dinero físico. Si realiza más de cuatro descargas en el mes, pagará cinco centavos.

Finalmente, el tarifario contempla costos para las compras según el monto. Así, compras en establecimientos hasta USD 10 dólares costarán dos centavos y de ahí se irá aumentando hasta 20 centavos según el monto.

Pero Valencia aclaró que este valor no lo pagará el usuario sino el establecimiento.

Por ejemplo, si usted compra una gaseosa de USD 1 en un supermercado y la cancela en electrónico, el costo final a pagar será de USD 1. Los dos centavos que cuesta la operación deberán ser cancelados por el supermercado al Banco Central.

Valencia las tarifas se destinarán para cubrir el costo de mantenimiento y operación del sistema, pago de las comisiones que cobran los llamados 'macroagentes' (supermercados, farmacias, cooperativas, etc.), pago a operadoras que participan en el sistema y otros gastos del sistema.

De existir un remanente, dijo, se destinará a la mejora y reinversión en el propio sistema.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)