15 de December de 2014 21:00

‘No quiero volver al túnel del accidente’

Los trabajadores se reunieron con representantes de le empresa en el coliseo del campamento de Sinohydro. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Los trabajadores se reunieron con representantes de le empresa en el coliseo del campamento de Sinohydro. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 200
Triste 20
Indiferente 7
Sorprendido 5
Contento 1
Mónica Orozco

Esteban P., de 23 años, trabaja desde hace dos años en el proyecto Coca Codo Sinclair, la principal hidroeléctrica que se levanta en el país, entre Napo y Sucumbíos. El trabajador, oriundo de Santo Domingo, recordaba ayer, 15 de diciembre del 2014, a su amigo mientras se llevaba a cabo una reunión en el coliseo del campamento principal de la obra.

Con la voz entrecortada recuerda lo sucedido la noche del sábado pasado: “Yo estuve en el rescate, buscaba a mi amigo”.
Ayer asistió a la reunión con delegados de la empresa a cargo de la obra para exigir mejores condiciones laborales, tras el accidente el accidente ocurrido el sábado y que dejó 13 muertos y 12 heridos.

A las 20:00 de ese día, Esteban entró por el conducto con dirección a la casa de máquinas donde fue asignado. Unos 30 minutos después le ordenaron evacuar. Escuchó que algo había pasado en el túnel y temió por la vida de su amigo que trabajaba en esa zona. Junto a un grupo de obreros entró para ayudar en las tareas de rescate.

Entre fierros retorcidos, lodo tablas y tubos buscaba sobrevivientes. “Pero cuando entré ya no había nadie vivo”, dice mientras la voz se le quiebra.

Las tareas de rescate tardaron varias horas. De pronto, recuerda Esteban, se escuchó un fuerte estruendo. Junto a otros trabajadores y personal de rescate, el joven corrió desesperadamente.

La salida estaba a más de un kilómetro de distancia. El trayecto le pareció interminable. “Pensé que el agua me llevaría como se llevó a los otros”.

No supo nada de su amigo hasta que, horas después, vio el nombre de su compañero en la lista fallecidos.

Familiares de obreros heridos esperan en la entrada de emergencias del hospital del IESS, en Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO.

Familiares de obreros heridos esperan en la entrada de emergencias del hospital del IESS, en Quito. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO.

No quiere volver al túnel y no es el único. La empresa Coca Codo Sinclair informó, en un comunicado, que un derrumbe en el pozo de presión número uno de la casa de máquinas del Proyecto Coca Codo Sinclair ocasionó el accidente.

“Tres días antes ingresaron a este pozo ingenieros chinos a ver la magnitud del problema, pero no hicieron nada”, increpó uno de los obreros a los delegados de la empresa que acudieron ayer al proyecto.

“No hay mascarillas ni implementos suficientes de seguridad, no tenemos indumentaria. Estamos dejando la salud en estos túneles. Estamos dejando la vida”, dijo otro trabajador ante un coliseo casi lleno, donde se dieron cita trabajadores y representantes de la empresa china Sinohydro.

Los obreros advirtieron con paralizar la obra y eso preocupó a la empresa. “Les pido que no paralicemos esto. Vamos a proceder con las rectificaciones que sean necesarias”, dijo Marcelo Reinoso, subgerente administrativo de la firma.

Horas antes los ánimos se habían caldeado entre los trabajadores. Dicen que Reinoso les increpó por hablar con la prensa y les dijo que si no les gusta que se vayan. Los trabajadores molestos retuvieron al funcionario, que más tarde se disculpó. Un grupo de militares llegó a la zona, aunque el incidente no llegó a mayores y la reunión se reanudó. “No queremos gente descontenta, sino gente con corazones ardientes y alegres”, dijo Reinoso.

A las 16:30 concluyó la reunión. Tras la negociación, la empresa se comprometió a revisar los temas que preocupan a los empleados. La presencia de funcionarios del Seguro Social y del Ministerio de Trabajo tranquilizó a los obreros, quienes esperan que los compromisos ahora sí se cumplan.

Las autoridades confirmaron que solo el sitio donde se registró el accidente está paralizado para realizar investigaciones.
El Ministro de Electricidad, Esteban Albornoz, dijo que el accidente no afectará la fecha para entregar la obra, prevista para marzo del 2016.

En el resto de áreas, que incluye casa de máquinas, se trabaja normalmente.

Esteban P. espera que los compromisos se cumplan. Mete las manos en los bolsillos y se aleja. Hoy tendrá que entrar a la obra nuevamente.

Miriam Baldeón, gerenta de Talento Humano de Sinoydro, informó la firma cumple con la normativa laboral y de seguridad, aunque se trabajará con el Seguro Social y otras entidades para capacitar al personal y mejorar los temas que preocupan a los obreros.

Hospitales con heridos
Cuatro personas que resultaron heridas en el accidente llegaron ayer al hospital Carlos Andrade Marín del IESS, dos de ellos en terapia intensiva y dos en traumatología, según informó Johanna Zapata, gerente del hospital del IESS.

La funcionaria explicó que el estado de las dos personas que se encuentran en terapia intensiva permanece “estable” y que las otras dos “presentan traumas”. Los pacientes llegaron en el transcurso del fin de semana y uno de ellos fue trasladado del hospital Eugenio Espejo hasta el Hospital del IESS. Uno fue intervenido quirúrgicamente en esta casa de salud.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (45)
No (7)