9 de September de 2014 00:05

La reducción de carriles ocasiona más trancones en Sierra y Costa

Congestión en el tramo Tonsupa-Atacames. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Congestión en el tramo Tonsupa-Atacames. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Varias redacciones

Aunque la mayoría de las carreteras de la Sierra y la Costa del país se halla en buen estado hay tramos que no están libres de trancones a diario. Los puntos más conflictivos se presentan por reducción del número de carriles, obras en ejecución y en menor medida por incidentes. El Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) registra 30% de carreteras en estado regular y malo.

Este Diario hizo un recorrido para identificar dónde se dan los problemas. En la vía Quito-Ambato, por ejemplo, está en construcción un paso lateral (85% de avance), por lo que se congestiona la entrada a Latacunga y Salcedo (Cotopaxi).

Por este tramo circulan a diario 20 000 autos, según el MTOP. La zona más conflictiva está al ingresar a Salcedo; la vía Panamericana de cuatro carriles se vuelve de un carril antes del ingreso al redondel, donde se levanta el monumento al Arcángel San Miguel. Este sitio, en los días de feria, es un dolor de cabeza para el conductor Néstor Cruz, de 51 años.

A este chofer le toma hasta 20 minutos salir de la congestión. “En estas ciudades se cumplen las ferias. Llega gente de todos los sectores para comercializar sus productos y eso provoca congestión”, señala Cruz.

Ángel Espinel, subsecretario de la Regional 3 del MTOP, explica que la nueva carretera de 35 km, que se inicia en el Fuerte Patria y se conecta a la Panamericana sur, en el sector de Panzaleo, solucionará estos líos.

En el ingreso a Ambato también hay molestias por el cierre parcial del Paso Lateral, debido a deslaves. El MTOP contrató trabajos de estabilización en el 2013, tiene un progreso del 65%, pero la obra está paralizada por incumplimiento de contrato. Por eso se usa dos de los cuatro carriles para ida y vuelta. Algo similar sucede en el ingreso a Huachi Grande, zona productora de fruta. Los vehículos que entran por el Paso Lateral siguen a la Panamericana Sur con dirección a Riobamba y a Guayaquil. La carretera de cuatro carriles se reduce a dos y causa caos, de 06:00 a 18:00.

En Imbabura, los cuellos de botella se dan en el ingreso sur y norte de Ibarra y Otavalo. La congestión se da por la mezcla de movilidad urbana e interprovincial, que incluye transporte de pasajeros y de carga.

En Ibarra, el tramo es de 7 km y tiene un tráfico promedio diario de 10 000 autos. El problema es que los seis carriles de la Panamericana, que enlazan a Ibarra con Otavalo, se reducen a cuatro para cruzar la ciudad.

Esto se complica para los que viajan a Carchi, pues la salida norte de Ibarra tiene dos carriles. En Otavalo es similar en la vía de circunvalación de cuatro carriles. Se trata de 5 km, que cruzan la ciudad para enlazar la Panamericana Norte y Sur. Unos 17 000 carros circulan al día. Raúl González, chofer profesional, es testigo de los trancones, de lunes a domingo y sobre todo en feriados.

En la frontera colombo-ecuatoriana, una vez que los autos salen de Ecuador se produce un cuello de botella, por la reducción a dos carriles. En Guagua Negro, a 17 km de Rumichaca, Tulcán, también hay embotellamiento. En el Tramo Mascarilla-Los Andes-Bolívar, a 51 km de Rumichaca, se amplía la Panamericana a cuatro carriles. Hay cierres de vía en la mañana y noche.

Vía a la Costa
En la Ruta del Spondylus, en el tramo de 72 km que corresponde a Santa Elena, los embotellamientos se dan el 1 de enero, Carnaval y Viernes Santo. La carretera pasa de cuatro a dos carriles y los problemas se dan en Monteverde, San Pedro, Valdivia, Libertador Bolívar, Cadeate, Manglaralto, Montañita, Olón, Curía.

En Guayas, desde 1998 y por 25 años, están concesionados 514,3 km de vías principales. A través de las empresas Conorte (266,2 km) y Concegua (248,1 km) no solo se logró mejorar el estado de las carreteras sino ampliarlas a cuatro carriles.

Actualmente, en los tramos que se amplían hay un movimiento de maquinaria pesada. Entre los trabajos que se realizan están las vías Boliche-El Triunfo (27, 5 km), Nobol-Lomas de Sargentillo (7 km); km 26-Puerto Inca (57 km).

Son alrededor de USD 794 millones lo que se calcula se requerirá invertir en Guayas para ampliar de dos a cuatro carriles. En Manabí hay 12 sitios problemáticos, ubicados en las vías, que unen a Manabí con Guayas y Pichincha. En ambos carreteros, con 549 kilómetros, se presentan a ratos problemas de circulación ya sea por el trazado de las vías o por el uso continuo.

Los nudos se forman, por ejemplo, en el redondel del sector Los Eléctricos en la zona alta de Manta. Ese ramal conduce hacia la vía costanera con dirección a Puerto Cayo y Puerto López. Algo similar ocurre en la Y de Montecristi con el tráfico de Portoviejo.

En Rocafuerte, en El Ceibal, hay trancón por el tráfico del norte de Manabí y de varias provincias del centro del país.
En Esmeraldas hay tres sitios difíciles: uno está en la vía que conduce al centro de la ciudad, entre el Batallón de Infantería Motorizada No. 13, y la bajada de El Cabezón. Son unos 300 metros que para llegar al sur de la ciudad o ir hasta el norte, en horas picos, es casi imposible.

Los problemas también se presentan a la altura del primer puente del balneario de Tonsupa y en la Y de El León, por donde entran los turistas de la Sierra a los balnearios del Sur.

TONSUPA
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)