8 de mayo de 2015 18:32

Una campaña sobre la puntualidad se realiza en Santo Domingo

Una campaña sobre la puntualidad se realiza en Santo Domingo en diferentes etapas. Foto: EL COMERCIO

Una campaña sobre la puntualidad se realiza en Santo Domingo en diferentes etapas. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 9
María Victoria Espinosa

Santo Domingo de los Tsáchilas, en el occidente de Ecuador, aún recuerda a monseñor Emilio Lorenzo Stehle. Él fue el primer obispo de la ciudad. “Fue un ejemplo de lucha y de trabajo. Con él llegó el progreso de Santo Domingo. Más que un obispo fue un alcalde”, señala el catedrático universitario Mario Flores.

Uno de los valores que implementó Stehle en los santodomingueños fue la puntualidad. Los eventos y actos públicos iniciaban a la hora convocada. “Para él era una falta de respeto llegar tarde”, dice Flores.

Desde 1997 se implementaron varias campañas denominadas la 'hora Stehle' para que los eventos masivos iniciaran puntualmente. Pero esta costumbre se fue perdiendo, según Flores. Para rescatarla, el Comité Cívico Monseñor Emilio Lorenzo Stehle organizó una campaña en los colegios de la ciudad.

La primera fase fue la socialización que se realizó esta semana en las instituciones educativas públicas. Allí se explicó sobre el valor que tiene el tiempo y cómo puede ayudar a los estudiantes en el futuro. Por ejemplo, si entregan a tiempo una tarea escolar, luego será más fácil que cumplan con los objetivos que se trazaron en sus trabajos. 

Wilson Grandes Robayo, vicepresidente del Comité Cívico, asegura que las instituciones estuvieron interesadas en participar con esta campaña. “El objetivo es que se implemente en todo Santo Domingo como una política de respeto hacia los demás”.

La segunda fase comprenderá trabajar con escuelas y colegios particulares, universidades, instituciones públicas y privadas; autoridades; gremios artesanales y de profesionales.

En la tercera etapa, en cambio, se realizará material promocional como afiches, volantes, cuña para radio y TV.

Además se desarrollarán reuniones de trabajo con los maestros, alumnos y padres de familia y allí se les entregarán incentivos a quienes sean puntuales como una norma de comportamiento.

Esta campaña ya se ha ejecutado antes en Santo Domingo. En el 2002, por ejemplo, los estudiantes de los colegios Santo Domingo, Jaime Roldós Aguilera y Federico González Suárez repartieron a la ciudadanía 20 000 adhesivos con mensajes sobre la puntualidad.

Carmen Robles fue una de las participantes. Ella asegura que la campaña cambió su vida. “Era muy impuntual. En el colegio salía como candidata a reina y nunca estaba lista a tiempo.

Recuerdo que nos mostraron videos de cómo afectaba la impuntualidad en los trabajos y de a poco fui cambiando. Ahora le enseño a mi hijo sobre la puntualidad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)