6 de mayo de 2015 20:21

Dos autoridades de Alausí son investigadas por la muerte de un oso de anteojos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 103
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 1
Cristina Márquez

Dos hombres sujetan por las extremidades al cadáver de un oso de anteojos, que está atado con cuerdas y con el rostro lastimado. Esa es la primera imagen que muestra un video que se viralizó en las redes sociales esta semana.

El hecho, presuntamente, ocurrió en la comunidad Huangras, ubicada a 50 minutos de Alausí, en el sur de Chimborazo, y están involucradas las dos primeras autoridades del Cabildo de ese cantón, pues se los ve llegar montados a caballo y participar del festejo de los comuneros por la cacería.

Los páramos de Juval forman parte del Parque Nacional Sangay, una reserva protegida por el Ministerio del Ambiente. Además, solo se han observado cuatro ejemplares de la especie en ese sector, por lo que se considera una especie en peligro de extinción.

En el video que muestra el presunto ilícito, los comuneros bailan, cantan y repiten los nombres de las autoridades presentes, luego ellos bajan de sus caballos y se incorporan al festejo. “Bailando, festejando el Inti Raymi acá en la comunidad de Huangras”, dice una voz masculina mientras la gente baila alrededor del oso crucificado.

El video habría llegado de forma anónima al Ministerio del Ambiente e inmediatamente fue remitido a la Fiscalía de Chimborazo. “Denunciamos el caso para determinar quiénes son los culpables del asesinato del oso de anteojos y sancionarlos como establece la ley”, afirmó Magaly Oviedo, directora del MAE Chimborazo.

La Fiscalía indaga el hecho desde el 6 de febrero pasado. El material audiovisual que fue entregado como evidencia fue analizado por dos peritos de criminalística. Ellos extrajeron las voces y las imágenes para estudiarlas individualmente.

Al momento, los agentes continúan en el proceso de indagación fiscal. “Estamos precisando el lugar y si existe un delito ambiental. Después veremos responsabilidades”, afirmó Diego Andrade, fiscal de Chimborazo.

Entre tanto, en el Municipio de Alausí, las dos autoridades implicadas prefieren no dar declaraciones. Esto para “no entorpecer las investigaciones de la Fiscalía”. Sin embargo, en el departamento jurídico manejan la defensa de ambos funcionarios alegando que ellos no participaron en la cacería y que su llegada a la fiesta, que se muestra en el video, fue una coincidencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)