6 de julio de 2018 00:00

Ecuador se aleja del bloque bolivariano

El canciller José Valencia, mientras difundía la posición del Gobierno nacional. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El canciller José Valencia, mientras difundía la posición del Gobierno nacional. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 23
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 197
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El Gobierno de Ecuador cambió su posición frente a los regímenes que se autodenominan progresistas. Las relaciones exteriores con Venezuela y Bolivia están en el momento más bajo de los últimos 11 años. Los embajadores asignados a esos países fueron llamados a consultas el miércoles, 4 de julio del 2018.

Paralelamente, la Asamblea, con 72 votos, aprobó el jueves una resolución en la que se exhorta al presidente Lenín Moreno para que reconozca que en Venezuela hay una crisis humanitaria.

La decisión de la Asamblea se dio un día después de que los gobiernos de Caracas y de La Paz se pronunciaran en contra de la decisión de la jueza Daniella Camacho, de pedir la difusión de la alerta roja del expresidente Rafael Correa por un caso de secuestro que se investiga en la justicia ordinaria.

Las relaciones regionales eran diferentes en el gobierno de Rafael Correa, quien hizo amistad personal con los líderes de ambas naciones.

Para Esteban Santos, docente de Ciencias Políticas de la UDLA, actualmente se evidencia un alejamiento de los regímenes que promueven el socialismo del siglo XXI.

La única vía diplomática en este tipo de casos es la carta de protesta. De ahí que, a su criterio, el llamado a consultas de los embajadores marca el pulso frente a esos países.

Esto, a pesar de que la posición de no injerencia en los asuntos internos de otra nación ha sido la política de Moreno. Incluso en la última visita del vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, en la que solicitó que Ecuador tomase una posición más fuerte en contra de Venezuela, Moreno ratificó que ese conflicto debe ser resuelto internamente.

A pesar de ratificarse en el principio de no injerencia, Moreno hizo el jueves una advertencia a los gobiernos de Nicolás Maduro (Venezuela) y de Evo Morales (Bolivia). “Somos un país de gente mansa, cordiales, amables, respetuosos... pero, por favor, que no se provoque, porque también sabemos hacerlo (responder) de otra manera”, dijo el Jefe de Estado.

El exvicecanciller Marcelo Fernández de Córdova calificó de oportuna la respuesta. Para él, “es inaceptable” un acto de injerencia de otras naciones al criticar el sistema de justicia y político ecuatoriano. Más aún cuando uno de esos gobiernos, el de Venezuela, tiene acusaciones de violaciones a los derechos humanos.

Para Joaquín Hernández, experto en temas internacionales, Ecuador ha mantenido una posición diplomática correcta en este ‘impasse’ al responder, por canales oficiales, las publicaciones que Maduro y Morales hicieran por Twitter el pasado miércoles.

El canciller José Valencia, acompañado de otros ministros de Estado, dio una declaración una vez conocidas las publicaciones en Twitter.

Posteriormente, en la noche, el presidente Lenín Moreno puso un mensaje en redes sociales con la posición ecuatoriana.

Hernández considera que las tensiones pueden aumentar o disminuir de acuerdo con la respuesta diplomática que tengan Venezuela y Bolivia por el llamado de sus embajadores a consultas.

Sin embargo, Santos pronostica que ambos presidentes podrían utilizar las redes sociales para comunicarse. “Muchas veces los vemos que responden con una guerra de tuits en lugar de buscar los canales oficiales. Eso empeora la situación”, señaló.

En la década anterior, Ecuador formó parte de bloques regionales para la integración, como Unasur. El ‘impasse’ diplomático llega en el peor momento para esa organización. Seis países (Argentina, Colombia, Brasil, Chile, Perú y Paraguay) dijeron que no participarán de la Unasur por estar en desacuerdo con sus objetivos y métodos de trabajo.

Además, la confrontación también repercute en la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) en la que se encuentran Venezuela y Bolivia. Esa organización es criticada por tener una posición política y económica que se basa en los principios del socialismo del siglo XXI.

Sobre el funcionamiento de Unasur, Moreno explicó que su Gobierno cree en la integración y está seguro de que la Unasur fue una buena idea, pero lamentablemente por razones ideológicas no ha funcionado. “Por fantasmas ideológicos no se ha cristalizado (el funcionamiento de Unasur). Esa integración debe haber, no sé el nombre que se le dará a futuro, pero debe existir la integración sudamericana”, dijo.

Notas de protesta

8 de mayo 2008
Ecuador envió a Colombia una carta para pedir explicaciones sobre el bombardeo en Angostura y por la ejecución de miembros de las FARC.

23 de agosto 2016
En un reclamo, se acusó a las autoridades británicas de proteger de manera “inadecuada” la Embajada, donde se encuentra asilado Julián Assange.

24 de octubre 2017
El Gobierno condenó las expresiones “ofensivas” de Luis Alfredo Juez, embajador de Argentina, en una nota de protesta. El diplomático fue removido.

4 de julio 2018
El Gobierno Nacional emitió una carta de protesta y pidió la consulta a sus embajadores por las expresiones de los presidentes de Bolivia y de Venezuela.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (40)
No (3)