2 de julio de 2014 19:29

Mafias usan nueva tecnología para robar carros

Autos robados

Autos robados. Foto: Archivo El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 57
Triste 5
Indiferente 24
Sorprendido 8
Contento 2
Sara Ortiz. Redactora

El sistema estaba programado para que una luz se activara cuando alguien intentara abrir la puerta del auto híbrido 2013, de Mauricio E. Con eso se activarían las alarmas y las luces y en 30 segundos debían bloquearse el módulo de control (cerebro) y el encendido. Así, el carro no se prendería. Pero eso no pasó cuando en febrero pasado su vehículo fue robado.

“Compré un sistema de alarmas que, según me asesoraron, era uno de los mejores en el mercado, Me garantizaron que era 100% antiasalto”, contó.

Los sistemas de alarmas, de bloqueo y los GPS de un vehículo no son obstáculos para las bandas dedicadas a robarlos.

Actualmente, las organizaciones criminales usan dispositivos electrónicos para inhibir la señal del GPS, explica José Luis Jaramillo, exfiscal de la Unidad contra la delincuencia organizada. Según el Ministerio Coordinador de Seguridad, hasta marzo pasado, las denuncias de robo de vehículos en el país fueron de 1 590. Esto significa, 519 casos menos que las registradas en marzo 2013.

Además, entre marzo del año pasado y el mismo mes del 2014, esta entidad registra una reducción del 8,1% de las denuncias por este delito.

En enero pasado, Jaramillo ya advirtió que en el país operan bandas que disponían de tecnología moderna. En un operativo, en el que se detuvo a ocho personas y se allanó 16 casas en tres provincias, la Fiscalía constató que los sospechosos usaban un escáner que inhibía la señal GPS. Además, empleaban químicos para modificar el número de serie del motor y chasís de un auto.

El vehículo de Mauricio E. fue robado cuando asistió a una función de teatro. Recordó que ese día no logró un espacio en el estacionamiento del edificio, así que dejó su híbrido, valorado en USD 48 000, en la calle. Pagó USD 5 por usar la vía pública. Luego de casi dos horas de show, al salir, su automotor ya no estaba.

Llamó a la Policía y los agentes que investigan estos casos sabían que los autos costosos, híbridos y casi flamantes no son fáciles de robar, tampoco de vender en el país. Uno de los investigadores asegura que lo más probable es que al automotor de Mauricio E. lo hayan vendido en otro país. “Esos vehículos no roban las bandas comunes, sino las que están bien organizadas”.


El acceso a la tecnología

Eldetector de sensores, el inhibidor del GPS o un neutralizador de señales radiales, que utilizan los grupos delictivos puede constar USD 4 500. Pero en páginas web de otros países se ofertan dispositivos similares desde los USD 50.

Los vendedores ofrecen del tipo portátil, del tamaño de un celular inteligente, con baterías recargables o con encendidos por control remoto.

Con estos equipos, asegura Jaramillo, el GPS resulta ineficaz para proteger un auto. Pero José Reinoso, mecánico de una concesionaria de autos, explica que el rastreo satelital es una de las cosas más usadas para evitar los robos.

En la Fiscalíahay dos expedientes de bandas capturadas y que usaban escáneres. Una de ellas estaba integrada por un ingeniero en mecánica automotriz. Tras las investigaciones se determinó que en estos grupos hay personas con conocimientos en electrónica, mecánica y diseño vehicular.“Conocen cómo controlar el voltaje o provocar un corto circuito en los sistemas”, explica un agente de la Policía.

El híbrido de Mauricio E. sí tenía GPS pero asegura que estuvo desactivado tras el robo y por eso no lo pudo recuperar.

El carro de Celso O., de 58 años, otra víctima de la delincuencia, estaba asegurado con una empresa. Él contrató un paquete que incluía rastreo satelital y bloqueado del automático. Pero el pasado 18 de mayo, cuando dejó aparcado el vehículo en una calle, en la zona comercial de Quito, ambos sistemas tampoco se activaron.

Una búsqueda policial permitió encontrar su bien, valorado en USD 19 000. Estaba abandonado en un área periférica de la ciudad. El sistema eléctrico estaba destruido.

De allí que en la Fiscalía se sugiere instalar con profesionales un sistema moderno de alarmas, que usan códigos encriptados para no ser clonados.

En contexto

Estadísticas oficiales señalan que los autos son robados con mayor frecuencia los viernes, entre las 18:00 y 23:59. Según los policías, ahora las bandas operan con personas que saben de sistema electrónicos y así logran inhabilitar los sistemas de seguridad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)