13 de noviembre de 2015 18:26

USD 35 000 recaudó Aduana por la subasta de televisores

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 3
Carolina Enríquez

Un total de USD 35 000 obtuvo la Aduana por la subasta de 69 televisores y un cine en casa la mañana de este viernes 13 de noviembre del 2015, en Quito.

La entidad anunció el pasado 9 de noviembre del 2015 que la subasta se realizaría con el objetivo salir de la mercadería acumulada en bodegas, que ha terminado una situación legal y que ya tiene una disposición judicial.

Un total de 754 personas se inscribieron para participar en el proceso. Ellos presentaron su documentación y entregaron el 10% del valor del bien por el que postularon (los cuales eran reembolsables en el caso de que no ganaran).

La subasta empezó a las 09:45 de este 13 de noviembre del 2015, es decir, 45 minutos después de lo previsto. La sala de espera de la oficina de la Aduana en el aeropuerto de Quito lucía repleta. Junto a los mostradores, donde se hacen los trámites de nacionalización o exportación, se colocó una mesa en la que se leyeron las ofertas.

Esteban Servigón, director distrital de la Aduana, dio inicio al proceso indicando la cantidad de productos que se ofertaban. La gente pidió silencio porque no había micrófonos y no se podía escuchar ni lo que el funcionario ni lo que la persona encargada de leer las ofertas decía.

Los problemas de audio se resolvieron y comenzaron con el lote 1 Y. Se trataba de una televisión LG de 50 pulgadas con un valor base de USD 380,87. Postularon nueve personas y ganó quien propuso USD 500, aunque no estuvo presente.

Un funcionario de la Aduana leía las ofertas y finalmente informaba sobre el ganador. Lo mismo hizo con todos los productos por los cuales pujaron los ciudadanos. La subasta terminó pasado el medio día.

Del total de bienes subastados 63 se lo hicieron vía el mecanismo de sobre cerrado y siete al martillo. Otros ganadores, como el del lote 1Y, no se presentaron. Ellos tienen tres días para pagar por el bien, de lo contrario será entregado al segundo mejor postulante.

Si la persona no paga se entregará el bien a quien hizo la oferta inmediata inferior “castigando al oferente incumplido con la retención del 10% de la base de la oferta presentada y lo que reste para cubrir la diferencia entre su oferta y la del segundo mejor ofertante”.

Los ganadores que sí estuvieron presentes se mostraron emocionados. Entre ellos estuvo Juan Quishpe, quien indicó que se enteró del proceso a través de EL COMERCIO. A Quishpe se le adjudicó un televisor Samsung de 32 pulgadas. “Me inscribí y lo logré. Me da pena por las personas a las que se le incautaron los equipos, pero creo que este es un proceso bueno para la comunidad”.

Elizabeth Benavides se enteró de la subasta a través de la página de la Aduana. Se registró en las oficinas de la entidad del aeropuerto. “Me inscribí para dos lotes. Me adjudicaron una televisión Sony de 40 pulgadas que tenía un valor base de USD 244,87. Yo propuse USD 400”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)