11 de noviembre de 2016 20:00

Ecuador acelera el trámite para aprobar el acuerdo con la UE

Para los productores de brócoli, el mercado europeo es de vital importancia. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Para los productores de brócoli, el mercado europeo es de vital importancia. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 27
Carolina Enríquez
Sebastián Angulo (I)

Nueve años de negociaciones, tres ministros de comercio exterior e intensas rondas de negociaciones que terminaron en el 2014 transcurrieron para que el viernes 11 de noviembre se suscriba el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

Luego de la firma del acuerdo multipartes entre Ecuador y la UE, en Bruselas, Bélgica, la delegación liderada por el vicepresidente de la República, Jorge Glas, y el ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli, retornará al país para acelerar la aprobación en la Asamblea. La Cancillería prevé enviar la noche de hoy la documentación certificada del acuerdo comercial a la Presidencia de la República.

Se espera que el próximo lunes 14 de noviembre, el Ejecutivo remita la documentación a la Corte Constitucional (CC) para que emita un pronunciamiento con base en la normativa ecuatoriana.

La CC, explicó Cassinelli, emitirá un dictamen que se remitirá a la Presidencia. De ahí se enviará un expediente a la Asamblea, donde una comisión especializada analizará el acuerdo y lo enviará para su aprobación en el Pleno.

Mientras tanto, en la UE se espera que el Parlamento trate el acuerdo en la semana del 12 de diciembre, según Cecilia Malmström, comisaria europea para el Comercio. Luego de este procedimiento se espera que el acuerdo entre en vigencia el 1 de enero del 2017.

Banano, camarón, cacao, flores, café y té, conservas, brócoli... están en la lista de los principales productos que Ecuador envía a la Unión Europea y que tienen buena aceptación.

Según cifras del Banco Central del Ecuador (BCE), entregadas por la Federación Ecuatoriana de Exportadores, entre enero y agosto de este año las exportaciones a la UE llegaron a USD 1 886 millones y dejaron una balanza comercial positiva para el país de USD 773 millones.

A través de un correo electrónico enviado a este Diario, Malmström sostuvo que los europeos “valoran la excelente calidad de los productos ecuatorianos, como plátano, camarón, atún, cacao y flores”.

Para la Comisaria, las economías de la UE y del Ecuador se complementan. Y añade que la política comercial de la UE puede apoyar el desarrollo de Ecuador a través de la transferencia de tecnología e innovación, además que permite la internacionalización de las pequeñas y medianas empresas (mipymes).

Pro Ecuador cree que las mipymes serán un sector ganador del acuerdo comercial. Según la entidad, 996 empresas medianas y pequeñas exportan hacia ese destino.

El 75% de lo que producen las empresas de economía popular y solidaria van en la actualidad hacia ese destino, añade Felipe Ribadeneira, expresidente de Fedexpor.

Europa es el principal destino de las exportaciones no petroleras y es el único mercado -en los últimos 12 años- con el cual Ecuador ha tenido superávit comercial. “Nosotros les exportamos mucho más de lo que les compramos”, añadió.

Pacari es una de las empresas que se ha consolidado en los últimos años gracias al mercado europeo. Santiago Peralta, gerente de esta firma que exporta barras de chocolate ‘premium’, cuenta que sus envíos al mercado europeo suman 1,5 millones de barras al año.

Alrededor del 60% de la producción de Pacari va a Europa en la actualidad. Y espera ampliar sus proyectos cuando empiece a regir el acuerdo comercial. Peralta sostiene que no solo se trata de negocios sino también de intercambiar conocimientos para mejorar la producción y las condiciones de vida de los agricultores, en los que se apoya la firma.

Para los productores de brócoli, el mercado europeo es de vital importancia. Rafael Gómez de la Torre, presidente de la Asociación de Productores de Frutas y Legumbres del Ecuador, afirmó que si no se firmaba el acuerdo comercial “el sector desaparecía”, debido a que a fines de año vencerán las preferencias arancelarias.

El titular del gremio sostiene que cerca del 40% de las exportaciones de brócoli va a Europa y ahora se analiza invertir para incrementar su producción y las ventas.

De la Torre estima que las exportaciones de brócoli equivalen a unos USD 100 millones al año y prevé que con el acuerdo se pueda crecer al menos 10% en los próximos cinco años.

Del otro lado, Europa también tiene previsto aumentar sus inversiones en Ecuador, según Daniel Rosero, portavoz de la UE. “El acuerdo prevé mejores reglas de inversión y por lo tanto va mucho más allá del comercio”.

Para Rosero, la clase media de Ecuador está creciendo y representa un mercado interesante para los inversores de la Unión Europea. “El país ha crecido a tasas impresionantes en la última década. Si bien todavía existen desafíos relacionados con el entorno empresarial, nos complace ver que algunas grandes compañías de la UE, como Volkswagen, anuncian proyectos de inversión en Ecuador”, añadió Rosero.

El portavoz añadió que España y Francia ya han invertido en el sistema de transporte de Ecuador: el Metro de Quito y el tranvía de Cuenca. Volkswagen, de Alemania, y Fisum, de Ecuador, ensamblarán vehículos a partir del 2017 con una inversión de USD 10 millones.

Para Ribadeneira, el acuerdo comercial es el marco que facilitará el comercio para esa zona. Ahora el Gobierno y las empresas deben trabajar para incrementar la competitividad de los productos. Sobre este tema, el portavoz de la UE aseguró que con el acuerdo “Ecuador podrá mejorar su producción, tanto en términos de volumen como de calidad y diversificar su economía”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (21)
No (3)