18 de julio de 2016 00:00

Economías de la región ajustan sus previsiones

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 9
Triste 5
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 4
Giovany Astudillo

El precio de los commodities (petróleo, minerales…) es la principal variable que incide en el desempeño económico de Sudamérica.

Venezuela, Brasil y Ecuador, al ser más dependientes de esos rubros, experimentaron los peores resultados en el primer trimestre de 2016. En cambio, países como Bolivia, Perú y Colombia tuvieron mejores resultados porque sustentaron su crecimiento en la inversión pública y privada y en la recuperación del sector industrial.

Para el resto del 2016 las previsiones no son las mejores por el fin del ciclo alto de las cotizaciones de las materias primas. Así, el Banco Mundial calculó este mes una contracción sudamericana del -2,8% ; la Cepal estimó en abril pasado una caída del -1,9%.


En esa línea, el Gobierno chileno ya redujo su proyección de crecimiento debido a la reducción de los precios del cobre y la ubicó en 1,75% para el 2016. Chile espera una reducción de la tributación de las empresas mineras, lo que también 
afectará a las finanzas públicas.


En Ecuador, por su parte, el Banco Central presentó el Indicador Adelantado del Ciclo del PIB que registra un punto de inflexión, “lo cual implicaría que en los próximos meses la economía ecuatoriana entraría en fase de recuperación”.


Otro problema para Sudamérica es la desaceleración de China, uno de los principales socios comerciales por su demanda de materias primas, según el informe Perspectivas Económicas: Las Américas, elaborado por el FMI.

Allí, se establece que entre el 15% y 25% de las exportaciones de Brasil, Chile, Perú, Uruguay y Venezuela van a ese país.
Además, la crisis por la que atraviesa la economía brasileña afecta a sus socios sudamericanos. Eso ocurrió con Uruguay y Paraguay, que también ajustaron a la baja sus proyecciones.


Venezuela

Según diario El Nacional, la economía venezolana se contrajo un 10,8% en el primer trimestre respecto a igual período del año pasado. Los sectores de manufactura, comercio y petróleo presentaron severas contracciones. Por tercer año consecutivo ocupará el último lugar y la previsión del FMI es que este año caiga un 8% por su alta dependencia de hidrocarburos. Otros problemas son la escasez de productos de consumo y de divisas.


Ecuador

En el primer trimestre de 2016 se dio la caída más relevante en dolarización, con el 3%. El director de Cordes, José Hidalgo, prevé que la economía caerá 3,5% este año, por la contracción del consumo de los hogares que muestran las menores recaudaciones de IVA y el recorte de la inversión pública, que cree que no es compensado por la inversión privada.
Para Nicolás Acosta, de la Facultad de Economía de la PUCE, “la tendencia seguirá por la contracción del consumo e inversión”.


Perú

La economía peruana creció 4,42% en el primer trimestre de este año. Los pilares son los sectores de minería e hidrocarburos, electricidad, agropecuario, comercio y servicios. Ocupa el segundo lugar en el crecimiento del subcontinente con un 4% hasta finales de año, según Standard & Poor’s, que mejoró la proyección inicial del 3,5%. Para el 2017 crecería otro 4%. Espera un mayor dinamismo del gasto público y un descenso de la inversión privada.


Colombia

El primer trimestre de este año tuvo un crecimiento del 2,5%, el más bajo desde el 2009 en la crisis económica mundial. Cinco de los nueve sectores que aportan al PIB colombiano se desaceleraron frente al trimestre anterior. Pero hay expectativa por el repunte del sector industrial, que creció un 5,3% recuperándose de la caída del 2015. La causa fundamental fue el ingreso de la refinería de Cartagena. La actividad financiera y la construcción fueron otros motores de esa economía.


Bolivia

Es la economía de mayor crecimiento en Sudamérica desde el 2014; en el primer cuatrimestre del 2016 llegó al 4,6%, según el Instituto Nacional de Estadística; prevé alcanzar el 5% a fines de año.
El viceministro de Pensiones, Mario Guillén, dijo que el dinamismo se sustentó en el consumo doméstico e inversión pública más que en el petróleo y minería. Su plan es ser un centro energético con el aumento de las reservas de gas y una inversión de USD 14 000 millones en hidrocarburos hasta el 2020.


Brasil

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico redujo las previsiones de Brasil para este año por la incertidumbre política y los casos de corrupción que inciden en la confianza de inversionistas y consumidores. 
Tiene otros problemas como la pérdida de casi 2 millones de puestos de trabajo en los últimos 12 meses. Se estima una contracción del 4,3%. El primer trimestre de 2016 fue el quinto consecutivo con un resultado negativo del -5,4 % y se prevé que la tendencia seguirá el resto del año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)