4 de febrero de 2016 00:00

La cadena de producción de flores se contrajo

En la finca El Chiván, en la zona de El Quinche, se mantiene el número de proveedores. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En la finca El Chiván, en la zona de El Quinche, se mantiene el número de proveedores. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 10
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 4
Carolina Enríquez
Carolina
Enríquez

San Valentín es la mejor época de venta de flores por tradición, pero en Ecuador, las previsiones para esta temporada apuntan a una reducción de las exportaciones en alrededor de un 10% con relación al 2015, según Expoflores.

Los floricultores atraviesan un período complicado por la caída de la demanda en Rusia y los precios con tendencia a la baja por la sobre oferta en EE.UU. El impacto va más allá de las fincas. La situación comercial también afecta a la cadena proveedora de insumos como cajas, envolturas, plásticos, fertilizantes, agroquímicos, entre otras.

Alejandro Martínez, presidente de Expoflores, señaló que toda la cadena de producción y exportación de flores genera unos 58 000 empleos directos e indirectos. “Todos los proveedores tienen la misma importancia. Todo el sector, con proveedores de insumos y logística mueve al año unos USD 1 000 millones”.

La caída de la demanda en Rusia obligó a los floricultores a colocar ese producto en el mercado estadounidense. Aunque en general se está produciendo más, el modelo del negocio está cambiando, dice José Camacho, presidente de la Corporación de Floricultores de Tabacundo.

El empresario explicó que la industria se movió del producto especializado, es decir, rosas con valor agregado, de tallo largo, botón grande y colores especiales que pedía Rusia, a variedades más productivas por hectárea, con tallos más pequeños.

Ese cambio implicó que la demanda de cajas para empacar las rosas se reduzca. En una de tipo tradicional, para el mercado ruso, se empacaban un promedio de 100 flores de tallo largo y botón grande. Mientras que para el mercado de EE.UU., que es el que capta la mayor parte de las ventas del Ecuador, las cajas pueden guardar hasta 200 rosas, pues su tallo mide la mitad del que demandan los rusos.

César Díaz, gerente de Corrugadora Nacional Cransa, cuenta que este año tenía previsto vender unas 1 200 toneladas de cajas de flor para la época de San Valentín, pero solo facturaron 800. “Nos ayuda tener ventas para el sector industrial, porque el sector agrícola ha tenido problemas últimamente. Sin embargo, el principal problema con los floricultores es que hay retrasos y falta de pago”, comentó.

Con él coincide Betsabé Ramos, gerente de Plastivalle, que vende los capuchos que envuelven a las rosas. “En mi empresa no se ha sentido una disminución de pedidos, pero sí se demoran los pagos. Han crecido en un promedio de 30 días los retrasos en los pagos y eso nos afecta en la liquidez, pero tenemos que esperar para continuar con clientes”.

Pablo Viteri, gerente de la floricultora Pacific Bouquet, menciona que por la baja de demanda rusa hubo floricultores que optaron por reducir el área de plantaciones y otras cerraron, lo que se tradujo en menor demanda de insumos para como fertilizantes y productos agroquímicos. “Si el productor ya no invierte en estos insumos en la medida adecuada eso repercute en la calidad y productividad. Es una bola de nieve”.

Juan del Pozo, gerente de Rodel Flowers, que provee productos de poscosecha, fertilización y de nutrición vegetal, cuenta que las ventas de la firma han bajado porque la cartera de clientes pasó de 230 en el 2015 a 200 este año.

Camacho explica que la estrategia de los floricultores que representa ha sido buscar productos genéricos más económicos. Pero, señala que la reducción de la demanda de agroquímicos bordea el 20%.

Otras fincas como las cinco del Grupo Hilsea, una de las exportadoras de flores más grandes del país, no han hecho ajustes en el número de proveedores, que suman más de 200. Ayer, en la finca de El Chiván (en la zona de El Quinche), se observó todos los insumos necesarios en las áreas de cosecha y poscosecha.

Sus directivos conocen de la difícil situación que afecta al sector. Por ello, además, decidieron no incrementar el número de empleados.

La temporada, sin embargo, sí ha dinamizado a otros sectores como el de carga. En Flowercargo, ubicada en Alpachaca Cargo Center, cerca del aeropuerto, dependiendo de la cantidad de producto a consolidar alquilan los cuartos fríos a otras empresas del centro, que ofrecen servicios para diversos productos secos.

Juan Simón Bustamante, gerente general de la firma, indicó que normalmente utilizan ocho camiones para transportar las flores, pero en temporada la empresa cuenta con ocho adicionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (1)