2 de septiembre del 2016 00:00

La economía se contraerá por primera vez en 17 años

El Banco Central del Ecuador publicó  este 15 de julio que el PIB  de Ecuador cayó 3% en el primer trimestre del 2016 comparado con igual periodo del año pasado. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El Banco Central del Ecuador indicó que la economía ecuatoriana decrecerá 1,7%. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 204
Triste 13
Indiferente 5
Sorprendido 4
Contento 9
Sebastián Angulo
(I)
pangulo@elcomercio.com

Este año, la economía ecuatoriana decrecerá 1,7%, según las estimaciones que el Banco Central del Ecuador (BCE) publicó ayer. Se trata del primer año de recesión en 17 años.

El Producto Interno Bruto (PIB) alcanzaría, según la entidad, los USD 96 217 millones al cierre de este año.

Incluso, la cifra es inferior al 0,6% que presentó Ecuador en el 2009, año de la crisis ‘subprime’ o de las hipotecas de EE.UU. que afectó a todas las economías del mundo.

El -1,7% es la primera previsión del 2016, cuya presentación estaba programada para el viernes 6 de mayo. Sin embargo, según Diego Martínez, gerente del BCE, el terremoto del 16 de abril obligó a realizar nuevamente los cálculos de las cuentas nacionales y se suspendió la publicación.

A esto se suma, dijo Martínez, otros factores como el adelanto de la entrada de producción de algunos pozos petroleros y las estimaciones de las obras de reconstrucción en las zonas afectadas por el terremoto, que obligaron a realizar nuevas previsiones.

En las cifras desglosadas por sectores productivos, se observa que de las 45 actividades productivas, 32 registrarán este año un desempeño negativo. Entre ellas, están fabricación de maquinaria y equipo, construcción, etc. En tanto, 13 actividades crecerán como refinación de petróleo, elaboración de productos alimenticios, etc.

La estimación del Central es inferior a los cálculos de los organismos multilaterales (ver gráfico), como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Banco Mundial (BM). Según el titular del BCE, las cifras de los organismos suelen ser superiores debido a que no tienen “datos frescos”.

En el caso del FMI, la proyección se explica, según el Central, porque el organismo preveía que Ecuador no conseguiría suficiente financiamiento internacional para este año.

Entre los principales factores para el decrecimiento, según el Gobierno, están la apreciación del dólar, la devaluación de las monedas de los países vecinos y la caída del precio del petróleo. A esto se suma la caída de las exportaciones, las cuales se redujeron en USD 1900 millones en el primer semestre respecto a igual periodo del año pasado.

Otros egresos no programados afectaron las cuentas fiscales. Los fallos internacionales por demandas planteados por Oxy y Chevron, por ejemplo, significaron transferencias por USD 1 100 millones.

Pese a estas cifras, las autoridades mantienen el optimismo y sostienen que la economía del país ya muestra señales de recuperación.

El pasado martes, en una entrevista del canal público, Patricio Rivera, ministro coordinador de la Política Económica, señaló que la liquidez se está recuperando. Mencionó tres medidas de corto plazo que está tomando el Gobierno para reactivar la producción, el comercio y la inversión privada en el corto plazo.

Estas son: el proyecto de ley de incentivos tributarios (que se vota hoy en la Asamblea), una mayor oferta de crédito y las alianzas público privadas.

La Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) cree que las proyección de crecimiento publicada ayer por el Banco Central, del -1,7%, podría ser mucho más grave.

Cordes sostiene que el BCE prevé una caída de 5,4% en la demanda interna en este año, que engloba al consumo de los hogares, del Gobierno y la inversión. Esa cifra refleja de mejor manera el desempeño de la actividad al interior del país (excluyendo el sector de comercio exterior).

Según Cordes, la fuerte contracción de la demanda interna prevista para este año coincide con la que el BCE publicó para el primer trimestre del año. Pero considera que el resultado para el año completo podría ser incluso peor, ya que el Central prevé que el consumo de los hogares caerá ‘apenas’ 2% a lo largo de 2016, cuando en el primer trimestre registró una caída casi dos veces mayor.

Para el catedrático de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), Luis Espinosa Goded, con las cifras publicadas, “el Banco Central reconoce que el país está en crisis, aunque al mismo tiempo las autoridades del Central se han inventado su propia definición de recesión, con la cual no existe tal crisis en el país”.

Ante las medidas que ha tomado el Gobierno para reactivar la economía, Espinosa Goded indicó que el proyecto de ley de incentivos tributarios, que se tramita actualmente en la Asamblea, es uno más de los que se ha presentado en los últimos años. Aunque también se han planteado incentivos no se ven resultados”.

El problema no es un tema de incentivos, dice, sino de seguridad jurídica y de credibilidad, la cual está ausente.

En contexto

En el primer trimestre de este año la economía ecuatoriana decreció 3% comparado con el mismo período del año pasado. La caída fue del 1,9% respecto al trimestre previo. Las autoridades creen que la situación mejorará en el segundo semestre.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (41)
No (6)