4 de mayo de 2015 11:16

El ébola cede y da paso a la vacuna contra el sarampión en África

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia IPS
Roger Hamilton-Martin

Los casos nuevos de ébola en Guinea Bissau, Liberia y Sierra Leona descendieron considerablemente, lo que permitió que las campañas de vacunación contra enfermedades como el sarampión y la poliomielitis, que habían acusado el golpe de la última gran epidemia en África occidental, recuperen su ritmo habitual.

Con el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), los tres países más afectados por la epidemia del ébola comenzaron una campaña para vacunar a tres millones de niños y niñas contra esas enfermedades evitables.

El lanzamiento de la campaña coincidió con la Semana Mundial de la Inmunización, del 24 al 30 de abril. El Banco Mundial otorgó los fondos para Guinea, mientras que en Sierra Leona la financiación provino de la Agencia Canadiense de Desarrollo Internacional, la Unión Europea y la Oficina de Asistencia para Desastres en el Extranjero de Estados Unidos.

IPS habló sobre la importancia de la campaña con el portavoz de Unicef para África occidental, Tim Irwin. "El enfoque sigue siendo en gran medida llegar a una cantidad cero de casos de ébola, pero la reducción en el número de casos ya permitió reanudar algunas intervenciones", indicó.

Según reportó la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Guinea Bissau, Liberia y Sierra Leona solo hubo 33 casos nuevos de ébola en la semana que terminó el 26 de abril.

"Ya se retomaron las inmunizaciones y Unicef y sus aliados apoyaron a los gobiernos en la reapertura de las escuelas", informó Irwin.

A finales de marzo, la OMS declaró que "a la luz de la disminución de los casos de ébola, es urgente centrar los esfuerzos en el reinicio y la intensificación de las actividades de inmunización".

Actualmente, el riesgo de los brotes de enfermedades evitables por vacunación es superior al riesgo del aumento de la transmisión del virus del ébola.

Liberia tiene prevista una campaña para suministrar vacunas contra el sarampión y la poliomielitis a más de 700 000 niños y niñas menores de cinco años del 8 al 14 de este mes. Las tasas de vacunación contra el sarampión se redujeron debido al impacto del ébola en la infraestructura sanitaria del país ubicado en la costa occidental africana.

Poco más de la mitad de los niños y niñas menores de un año recibieron la vacuna contra el sarampión en 2014. Antes de que comenzara la epidemia de ébola en diciembre de 2013, la cobertura era de 89 por ciento, mientras que en 2014 cayó a 58 por ciento.

Mientras tanto, el ébola tuvo un impacto considerable sobre la vacunación en Sierra Leona, donde la inmunización de rutina disminuyó 17 por ciento durante la epidemia. Desde comienzos de 2015 se reportaron 21 casos de sarampión confirmados por laboratorio. En mayo el país vacunará a 1,5 millones de niños y niñas menores de cinco años contra el sarampión y la poliomielitis.

En Guinea, donde se declaró un brote de sarampión a principios de 2014, el número de casos confirmados aumentó casi cuatro veces, de 59 entre enero y diciembre de 2013 a 215 en el mismo período en 2014, según la OMS. Actualmente, el país tiene unos 1 265 casos sospechosos de esa enfermedad.

Irwin dijo a IPS que en Guinea Bissau un reto importante es comunicar lo seguras e importantes que son las vacunas a sectores de la población que desconfían de las mismas y que, en algunos casos, hasta temen que puedan causar el ébola.

"La segunda etapa de la campaña de vacunación contra el sarampión se puso en marcha en la Región Forestal, que todavía se está recuperando del trauma psicológico del brote de ébola", explicó Irwin.

"Si bien no ha habido un caso en esa región desde hace meses, el equipo y los socios de Unicef tomaron la iniciativa de realizar una campaña de movilización social antes de las vacunaciones para garantizar que la participación fuera lo más alta posible", añadió.

Los profesionales del sector de la salud permanecen atentos a los casos de ébola, y están obligados a usar guantes cuando administran las vacunas, una práctica que no se requiere habitualmente para las vacunas inyectables en condiciones normales.

Como parte de la campaña de sensibilización comunitaria en Guinea Bissau, Unicef realiza visitas personales para hablar de las vacunas con los padres.

"Unicef capacitó a un equipo que trabajó en la sensibilización sobre el ébola para ir casa por casa y explicarles a los padres que la vacuna contra el sarampión es segura, esencial y no está relacionada en lo absoluto con el ébola", explicó Irwin.

El especialista en salud de Unicef, René Ehounou Ekpini, dijo a IPS que el ébola puso de relieve graves problemas en el sistema sanitario de Guinea.

"En primer lugar, se trata de un problema de mala distribución, ya que la mayoría de los trabajadores de la salud están en la capital. En el segundo nivel, es un problema de infraestructura. Es importante restaurar la confianza en el sistema de salud", destacó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)