5 de April de 2010 00:00

E. Bauza vivió intensamente un partido que lo dejó sorprendido

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Carlos A. Narváez M.  Quito

Vestido con camisa blanca, pantalón azul y zapatos color café, el entrenador Edgardo ‘Patón’ Bauza parecía sereno, pero sus gestos mostraban lo contrario.

 En esta ocasión no estuvo mucho tiempo sentado en el banco, como es habitual en él. Hizo  todo lo contrario: caminó de lado a lado dentro del área técnica.
 Con los brazos cruzados y  masticando chicle, el ‘Patón’ vivió un cotejo intenso.

Durante los primeros ataques  toreros, Bauza bajaba la mirada y esperaba que sus zagueros resolvieran  las jugadas.

La primera indicación del estratega  llegó en el minuto cuatro, cuando  con gesticulaciones  pidió a  sus dirigidos que atacaran por el costado derecho, por donde corría Édison Méndez.

El DT argentino miraba el reloj  cada   cinco minutos. Reclamaba con gestos y gritos cada decisión del árbitro Carlos Vera contra la  Liga quiteña.

 Bauza tomaba a pequeños sorbos el líquido hidratante. En ocasiones  miraba a la  banca en busca de respuestas a   las imprecisiones de sus delanteros.

Cada error que cometían   Méndez, Juan M.  Salgueiro y  Hernán Barcos era recriminado por el  entrenador. Barcos fue quien  más llamados de atención recibió.

Al final del primer tiempo, con un gesto de molestia, Bauza  buscó rápidamente el camerino.

Para la segunda etapa, volvió sereno. Pese al fuerte sol,  vestía un impermeable  de color azul, con el logotipo de su club.

Esa actitud le duró poco. Minutos después asumió los mismos gestos del primer tiempo.

De nuevo, la mirada baja, la exaltación, los  reclamos.

Al final, caminó  veloz hacia el túnel. Quince minutos después, en la rueda de prensa, elogió a Barcelona y también se molestó cuando cuestionaron su táctica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)