26 de abril del 2016 00:00

Durán analiza vías alternas al cantón

Los ingenieros del Municipio de Durán inspeccionan el estado del puente. Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Los ingenieros del Municipio de Durán inspeccionan el estado del puente. Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Guayaquil

El Municipio de Durán y las autoridades de tránsito analizan las vías alternas para el ingreso al cantón guayasense. A partir de mañana, 27 de abril, se anunció el cierre definitivo del paso a desnivel de la vía Durán-Tambo que conecta con la avenida Nicolás Lapentti hasta el Puente de la Unidad Nacional.

El viaducto, construido en los años 70, ya se encontraba deteriorado pero el Cabildo quiere prevenir riesgos por las constantes réplicas del terremoto que todavía se registran.

Según el Municipio de Durán, desde el 2014 se había solicitado al Ministerio de Obras Públicas su demolición. En los últimos años ya estaba inhabilitado uno de los carriles y ayer se lo clausuró definitivamente.

Para mañana está previsto el cierre del otro carril que está operativo, a través del cual se ingresa desde la zona industrial de la vía Durán-Tambo a la avenida Lapentti hasta el Puente de la Unidad Nacional. La Comisión de Tránsito del Ecuador ayer desviaba el tránsito por rutas alternas.

El paso a desnivel está ubicado en el kilómetro 2 de la vía Durán-Tambo, a la altura del denominado ‘Cangrejo pelucón’, donde hay una plaza para la venta de crustáceos. Y cruza por encima de la Durán-Boliche, la otra vía para salir del cantón hacia el sur del país.

La alcaldesa Alexandra Arce dijo que la medida es para prevenir un posible colapso de la estructura. Una Comisión Técnica del Municipio, conformada por las direcciones de Gestión de Riesgos, Tránsito, Comunicación, Planificación, Obras Públicas y Bomberos Durán, hizo un monitoreo constante del estado del puente y recomendó la demolición.

Gonzalo Menoscal, director general de Gestión de Riesgos del Municipio, indicó que el paso elevado presenta un marcado deterioro y no cumple con las especificaciones técnicas, ya que tiene 4,6 metros de altura, cuando lo requerido técnicamente es 6 metros.

Ayer el conductor Arturo Albán, habitante de Durán, dijo que ya estaba buscando las vías alternas para ir y venir de su trabajo. Cree que es adecuado el cierre definitivo, ya que es un riesgo para los conductores y peatones de la zona. “Esto va a por proteger a quienes circulan por debajo del puente”.

Daños en Guayaquil


En Guayaquil, desde el sábado pasado se mantiene cerrado un tramo de la avenida De las Américas hasta que se reemplace el paso a desnivel que colapsó con el terremoto el 16 de abril. El fuerte sismo causó la caída de un tramo de aproximadamente 50 metros del paso elevado frente a la Universidad Laica y el ex Cuartel Modelo de la Policía, lo que causó la muerte de un conductor.

El lunes 18 de abril, el Municipio comenzó el derrocamiento de toda la estructura y cerró el paso vehicular de los otros dos pasos elevados que están en la misma avenida De las Américas. Son los que están a la altura del Coliseo Voltaire Paladines Polo, en forma de Y. Uno conecta desde el centro y el sur de la urbe con las ciudadelas Kennedy, Urdesa y otras; y el ramal Calderón, que lleva desde el centro y sur hacia el noreste de la ciudad, al aeropuerto José Joaquín de Olmedo, a través de la calle Esmeraldas.

El cierre de esos tramos en la avenida De las Américas implicó cambiar en ese tramo la ruta de la Metrovía que va de sur a norte, así como algunas líneas de buses urbanos. Además, en el centro de Guayaquil también se alteró el recorrido de líneas urbanas, como las que pasaban por la calle García Avilés. Esto debido a los daños parciales en las edificaciones.

Según el alcalde Jaime Nebot, se terminó la evaluación de 133 edificios y viviendas afectadas en la ciudad. 108 no tienen daños estructurales, pueden ser habitadas y reparar daños menores; 25 deben permanecer cerradas, mientras se evalúan daños estructurales que son solucionables.

Nebot dijo, ayer en Ecuavisa, que exonerará del pago de impuestos municipales durante cinco años a los propietarios de edificaciones afectadas.

Mientras, en el sur de la ciudad, la Autoridad de Tránsito Municipal aún no tiene fecha para reparar los dos carriles cerrados en el tercer puente de la isla Trinitaria, que la conecta la vía Perimetral con la zona de las Tres Bocas y la cooperativa 30 de abril. La estructura está en evaluación a raíz del terremoto, ya que presenta grietas en las juntas del puente y desprendimiento de pedazos de asfalto. La circulación vehicular es controlada.

En Contexto 

La Corporación para la Seguridad Ciudadana de Guayaquil movilizó un equipo de evaluadores de daños y análisis de necesidades en la ciudad. En la isla Puná se registró 20 casas afectadas por el sismo de 5.2 del viernes pasado, con epicentro en Playas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)