22 de November de 2009 00:00

El dúo Wisin & Yandel trajo su ‘revolución’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Las luces se apagaron a las 22:20. Una cortina de humo cubrió el escenario. En las pantallas gigantes empezó la proyección de imágenes de una base militar. La voz en ‘off’  narraba el escenario: una invasión. “Los líderes de la revolución son la única esperanza”.



Las más coreadas
22 canciones   interpretaron los artistas. El concierto fue la noche del viernes. Duró dos  horas.
Mírala bien,  Besos mojados, Por qué me tratas así, Permítame,  Síguelo, Nadie como tú y  Disfrútalo fueron las más coreadas. El baile y los brincos fueron las más cantadas.  
La seguridad  policial  permitió el rápido acceso y salida del público. El estadio no se  llenó.   En vip y tribuna hubo más espacios vacíos. Cancha y box fueron  más copados.Esa fue la pauta para que el dúo puertorriqueño Wisin & Yandel comenzara  el concierto en Guayaquil.    Los bailarines se tomaron la parte posterior del escenario. Los fuegos artificiales fueron la señal para que los fanáticos coreen  Quítame el dolor.

Wisin tomó el micrófono y contó que 2009 fue un año de crecimiento para el dúo. Recientemente  ganaron un Grammy latino  por Mejor canción urbana con el tema Abusadora, del disco ‘La Revolución’. También recibieron los Premios MTV por Artista del Año y Canción del Año.  Además son  los únicos latinos nominados al MTV Video Music Award.
 
“Acércate, un poquito, quiero contigo bailar pegadito”, ese estribillo motivó a las parejas a bailar más de cerca, imitando los pasos del cuerpo de danza.
 
Antes que baje el ánimo, un pequeño camino de llamas se prendió;  el escenario encendido fue el preámbulo para el siguiente despliegue de energía.
   
Ella lo baila pegao, Mujeres in the club y  Ahora es prendieron al público que estaba en las localidades de box y cancha.
 
En tribuna, la energía contagió a los   asistentes que cubrieron solamente  la parte céntrica de esa localidad del estadio.  
 
Una ráfaga de fuegos artificiales dio paso a Noche de sexo y Rakatá. Luego vino la parte romántica del concierto. Ambos se sentaron para cantar Lloro por ti (que en el disco interpretan  junto a Enrique Iglesias).

En su muñeca, el destello de los relojes de diamantes se confundía con los juegos de luces del escenario. Ambos se cambiaron una vez de vestuario durante la presentación.

Un rosario de colores, una almohada amarilla, abrigos, camisetas e incluso un  hilo dental volaron sobre el escenario hasta las manos de los artistas.
 
Llegada la medianoche se apagaron las luces. Al grito de “otra, otra”, cantaron Sexy movimiento, Me estás tentando y Abusadora. Así acabó el show.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)