4 de March de 2015 20:57

Droga hallada en Las Naves tenía como destino Sinaloa

Los agentes dicen que en esta casa se encontraron 332,36 kilos de cocaína que iban a ser transportados a México. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Los agentes dicen que en esta casa se encontraron 332,36 kilos de cocaína que iban a ser transportados a México. Foto: Glenda Giacometti/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 16
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 15
Fabián Maisanche y Redacción Seguridad

La pequeña casa tiene paredes de bloque y techo de zinc. Al lugar se ingresa por un estrecho camino de tierra y piedras.

Ayer, 4 de marzo del 2015, allí no había nadie, pero el lunes 40 agentes élite incursionaron en ese inmueble que está en el interior de una finca en el cantón Las Naves, en Bolívar.

Tenían pistas sobre el acopio de narcóticos en el lugar y dicen que lo confirmaron, pues aseguran haber decomisado 300 paquetes marcados y cubiertos con cinta de embalaje. Eran 332,36 kilos de cocaína.

El calor es sofocante en Las Naves. En la mañana, este Diario llegó a ese lugar que tiene 6 092 vecinos. Nadie quiere hablar por miedo a represalias, más aún cuando se revelan más detalles de la operación.

El cargamento provenía de Colombia y los agentes concluyeron que iba a los mercados ilegales de Sinaloa, en donde opera el cartel mexicano que lleva ese nombre. De hecho, Jesús S., un ciudadano de México, fue detenido en la finca y ahora es indagado porque presuntamente se encargaba de custodiar el alcaloide encontrado.

Eran 14 sacos de yute, que estaban apilados en uno de los tres cuartos de la casa. Los agentes hallaron la sustancia junto a una litera y la cómoda.

La Policía dice que los 300 kilos de cocaína estaban ocultos en una vivienda. Foto: Cortesía/ Ministerio del Interior.

La Policía dice que los 300 kilos de cocaína estaban ocultos en una vivienda. Foto: Cortesía/ Ministerio del Interior.

En el centro de la ciudad está la Fiscalía. Marcel Fiallos es el agente del lugar y explicó que las unidades de Inteligencia fueron alertadas de “movimientos extraños en la zona”.

Pero la investigación no es reciente. La incursión ejecutada el lunes es la continuidad del operativo Centurión III. Eso ocurrió el 18 de diciembre pasado en Balao-Guayas. Ese día se decomisaron 310,31 kilos de cocaína y una avioneta.

En este último caso también se indaga si la carga se pretendía sacar vía aérea a través de alguna aeropista disponible en Los Ríos, pues Las Naves está cerca a esa provincia.

Por ahora las investigaciones continuarán. La propiedad en donde fueron encontrados los narcóticos es de propiedad del alcalde de Las Naves, Froilán Aldaz. Él confirmó ese dato y dijo que “fue una inmensa sorpresa” que se enteró por los medios de comunicación.

EL COMERCIO habló este 4 de marzo del 2015 con el funcionario, pero lo hizo vía telefónica, pues dijo que estaba en Guayaquil. “Nunca he tenido relación con estas situaciones que a mí me sorprenden; la situación es bastante crítica para mí en estos momentos (...) A mí me preocupa muchísimo, porque soy el dueño de la propiedad. Hoy tuve una reunión con el Banco del Estado y estoy viajando para Las Naves. La gente cree que cuando uno está haciendo sus cosas del Municipio está escondiéndose y no es así”.

Luego aseguró que en la finca laboraba un trabajador que lo había contratado hace un año y laboraba todos los días. “Nosotros estamos tranquilos y de acuerdo con las investigaciones se verá cuál es el culpable porque dicen que han encontrado a un ciudadano mexicano que no conozco y supongo que en las declaraciones tampoco ha de decir que me conoce”.

La casa donde vivía el trabajador, junto a su esposa y sus dos hijas, fue abandonada la tarde y noche del martes. Los campesinos cuentan que la familia embarcó en un camión las camas, la cocina, los muebles, fundas de ropa y otros enseres. “Tienen miedo de lo que les pueda pasar. Otra razón es las críticas de los vecinos”, aseguró un habitante de la zona.

Otro vecino contó que el trasteo comenzó luego de que la Policía abandonara el lugar, pues la noche del lunes un grupo de uniformados pernoctó en la vivienda intervenida.

“Las cosas fueron subidas por los cuatro a poco minutos que se fue el patrullero”, recordó un hombre que vestía pantalón de tela, camisa y portaba un machete en su mano.

Esta operación se ejecutó a solo 15 días de la detención de siete mexicanos en Quinindé-Esmeraldas. Allí también se encontró una avioneta que aparentemente quedó incinerada cuando los pilotos fueron alertados de la presencia policial. Por esos mismos días también se incautaron de dos toneladas de droga cerca a Galápagos y su destino sería México.

En contexto
En el caso de Quinindé-Esmeraldas, cuatro de los extranjeros fueron acusados del presunto delito de tráfico internacional de sustancias estupefacientes y psicotrópicas. Los otros tres son indagados por un supuesto enriquecimiento privado no justificado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)