27 de noviembre de 2014 20:04

El drama de los accidentados en Cotopaxi se agudiza en el hospital

Los heridos del bus de la Cooperativa Ilinizas presentan politraumatismos y fracturas. Foto: Raúl Díaz/ EL COMERCIO

Los heridos del bus de la Cooperativa Ilinizas presentan politraumatismos y fracturas. Foto: Raúl Díaz/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Fabián Maisanche

Redacción Sierra Centro

Los 12 heridos que dejó el accidente de un bus de la Cooperativa Ilinizas se recuperan en los centros de Salud de Lasso, Toacazo y del Hospital General de Latacunga, ubicados en la provincia de Cotopaxi, una ciudad asentada en los Andes del Ecuador.

Según Hugo Arguello, gerente del Hospital, los heridos presentan politraumatismo, cortaduras en la cabeza y fracturas de sus extremidades.

Los infantes se encuentran en las áreas de pediatría, cirugía y en la sala de recuperaciones. “A una niña se le amputó el brazo y otra fue trasladada a Quito. La joven tiene rota la mandíbula y su estado es crítico”, indicó Arguello.

Danilo, de 9 años, tiene un corte en el lado izquierdo de su cabeza y los médicos le introdujeron una sonda para que fluya la sangre coagulada.

Alexander Morocho, su padre, explica que sus dos hijos viajaban en el bus que se accidentó el pasado miércoles. “Evelyn tenía una fractura en el brazo derecho pero ya está en la casa recuperándose. Ahora con Danilo debemos esperar hasta que le retiren la sonda y ver el próximo diagnóstico de los médicos. No se acuerda lo que pasó”.

En la misma sala de la casa de salud se encuentran los familiares de Geovanny, de 11 años. Él presenta una fractura interna de su pie derecho, esguince del brazo derecho y dolores en la columna.

Su primo Luis Negrete comenta que necesitan de un especialista en traumatología para su recuperación. “Sus lesiones son fuertes. Me preocupa el brazo porque continúa caído y no le hacen nada los médicos del hospital”.

En la sala de pediatría se encuentran dos pacientes de la comunidad Chisulchi Grande. En el cuarto de recuperación están los familiares de Johana, de 12 años.

La madre Beatriz Salazar tiene cuatro hijos y dos presentan politraumatismo. “Estamos preocupados porque puede perder el estudio y eso no queremos. Mi hija casi se muere por llevar tantos niños en el bus”, dijo Salazar.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)