19 de septiembre de 2016 10:48

Trump apela al miedo, Clinton a la experiencia tras ataques en EE.UU.

Las intenciones de voto tanto para Donald Trump como Hillary Clinton estarían empatados a nivel nacional, según sondeos difundidos este 15 de septiembre por The New York Times. Fotos: AFP

Las intenciones de voto tanto para Donald Trump como Hillary Clinton estarían empatados a nivel nacional, según sondeos difundidos el 15 de septiembre por The New York Times. Fotos: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

Donald Trump apostó este lunes (19 de septiembre) al temor y a la firmeza tras el atentado en Manhattan y el descubrimiento en el vecino estado de Nueva Jersey de varias bombas, mientras que Hillary Clinton prefirió insistir en su experiencia para enfrentar al terrorismo.

La amenaza terrorista ha ingresado de forma estruendosa en la campaña de la elección presidencial estadounidense, cuando faltan 49 días para los comicios: un artefacto explosivo dejó 29 personas heridas en Manhattan, Nueva York, el sábado de noche, y otro no explotó. En Nueva Jersey fueron descubiertos más de media docena de artefactos explosivos, entre ellos uno que explotó parcialmente pero que no dejó víctimas.

El FBI busca a un naturalizado estadounidense nacido en Afganistán de 28 años en conexión con esos ataques.

Además, otro hombre armado con un cuchillo hirió el sábado a nueve personas en un centro comercial en Minnesota (norte) , un ataque reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

“Vamos a tener que ser muy duros”, reaccionó Donald Trump en Fox News el lunes por la mañana. “Hemos sido débiles, nuestro país ha sido débil. Hemos dejado entrar a decenas de miles de personas”.

Angustia por la inseguridad 

El candidato republicano ha hecho de la angustia por la inseguridad un punto fuerte de su campaña, junto al tema de la inmigración clandestina.

Los votantes están muy divididos acerca de cuál de los dos candidatos será el más eficaz ante la amenaza terrorista. Según un sondeo de Fox News publicado antes del fin de semana, 46% de los electores confían más en Hillary Clinton en materia de terrorismo y seguridad nacional, contra 45% que prefiere a Donald Trump.

Desde hace meses, y sobre todo después de un atentado contra una discoteca gay en junio en Orlando, Donald Trump se presenta como el hombre que pondrá orden, y busca imputar el ascenso del grupo EI a la gestión de Barack Obama y de su exsecretaria de Estado Hillary Clinton.

“¡Los ataques del sábado demuestran el fracaso de la política de Obama/Hillary Clinton, que no pueden garantizar nuestra seguridad!”, tuiteó el domingo de noche. “¡Conmigo Estados Unidos volverá a estar seguro!”, agregó.

El candidato pregona un cierre selectivo de las fronteras en función del país de origen del inmigrante, para impedir la llegada de potenciales terroristas. Por ejemplo, espera detener la llegada de refugiados sirios y denuncia el proyecto de su rival demócrata de aumentar su número.

Experiencia versus emoción


En contraste, Hillary Clinton, valora sus 25 años de experiencia política para enfrentar los desafíos del terrorismo y las amenazas a la seguridad.

Apostando a la prudencia frente a los impulsos de su adversario republicano, su primera reacción ha sido apostar a mantener la sangre fría: “Siempre es más sabio esperar a tener información antes de sacar cualquier conclusión”, declaró el sábado de noche.

En una conferencia de prensa este lunes por la mañana, la exprimera dama y exsecretaria de Estado dijo que Estados Unidos no se doblegará ante los últimos ataques y que ella tiene los méritos para ser comandante en jefe.

“Optamos por resolver (los problemas), no por el temor” , dijo, al tiempo que pidió apelar a “ la fuerza de la inteligencia ” para contrarrestar las potenciales amenazas. “Ya hemos enfrentado amenazas antes”, explicó.

“No nos enfrentaremos unos con otros ni erosionaremos nuestros valores”, agregó. Advirtió además, como ya ha hecho repetidamente, que la retórica de Trump favorece a los extremistas, “quienes buscan que esto se convierta en una guerra contra el Islam”.

La exjefa de la diplomacia estadounidense recuerda a menudo a sus interlocutores que ella estaba en la sala de crisis con el presidente Barack Obama durante la operación secreta contra Osama bin Laden en 2011, y denuncia el carácter impulsivo de su rival.

Tras permanecer una semana en un discreto segundo plano a causa de su neumonía, Clinton es aguardada este lunes para un mitin en Filadelfia, donde pronunciará un discurso sobre la juventud. Trump, por su parte, participará en un acto público en Florida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (4)