21 de febrero de 2018 00:37

Bajo presión, Donald Trump cambia algo su postura sobre las armas de fuego

Según un sondeo publicado el martes por el diario The Washington Post y ABC, más de seis de cada diez estadounidenses estiman que la Casa Blanca y el Congreso no hacen lo necesario para prevenir los cada vez más habituales tiroteos masivos.

Según un sondeo publicado el martes por el diario The Washington Post y ABC, más de seis de cada diez estadounidenses estiman que la Casa Blanca y el Congreso no hacen lo necesario para prevenir los cada vez más habituales tiroteos masivos. Foto: Agencia AFP

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Enfrentado a la ola de indignación generada por el sangriento tiroteo días atrás en Florida, el presidente de Estados Unidos Donald Trump propuso el martes 21 de febrero de 2018 prohibir un dispositivo para armas que fue utilizado en 2017 en Las Vegas para provocar una masacre.

Según un sondeo publicado el martes por el diario The Washington Post y ABC, más de seis de cada diez estadounidenses estiman que la Casa Blanca y el Congreso no hacen lo necesario para prevenir los cada vez más habituales tiroteos masivos.

La movilización de numerosos estudiantes que lograron escapar a la matanza perpetrada el 14 de febrero en una escuela secundaria de Parkland, al norte de Miami, que dejó 17 muertos, continúa suscitando un alto interés en los medios de prensa nacionales, reviviendo un debate que durante largo tiempo permaneció estancado.

Decenas de sobrevivientes planean hablar con legisladores sobre el control de armas y seguridad escolar en el Congreso estatal, en Tallahassee.

Menos de una semana después del tiroteo, la Cámara de Representantes de Florida rechazó una prohibición contra los fusiles de asalto y cargadores de gran capacidad en una votación de 36-71, en una sesión que comenzó con una plegaria por las víctimas de la matanza.

Directiva


Respaldado firmemente por la National Rifle Association (NRA) , el poderoso lobby de las armas de fuego, el presidente Trump intenta equilibrar un tema candente.

Al evocar el tiroteo de Las Vegas, que provocó la muerte de 58 personas en octubre, Trump anunció el martes que había pedido al Departamento de Justicia prohibir los dispositivos, conocidos como “bump stocks”, empleados por el asesino de Las Vegas, que permiten a un fusil disparar ráfagas semiautomáticas.

“Firmé una directiva que solicita al fiscal general proponer reglamentaciones con el fin de prohibir todos los mecanismos que transforman a armas legales en fusiles automáticos”, dijo el mandatario en la Casa Blanca.

“Estos textos deberían estar terminados próximamente”, agregó. La presidencia, legisladores republicanos e incluso la NFL habían afirmado en octubre que esos mecanismos deberían ser sometidos a mayores controles.

Sin embargo, cinco meses después no se ha producido novedad alguna al respecto en el Congreso.

El “bump stock” es una culata móvil que utiliza la energía del retroceso del arma para imprimir un movimiento de vaivén extremadamente rápido al fusil, cuyos proyectiles se recargan al mismo ritmo.

El asesino de Las Vegas, que poseía 12 fusiles dotados de un sistema de ese tipo, pudo disparar gracias al “bump stock” hasta nueve balas por segundo.

Tras afirmar que el lunes recibirá a estudiantes y profesores pero también a representantes de las fuerzas del orden, Trump prometió medidas “concretas para que las escuelas sean más seguras”.

“Debemos dejar atrás superados debates y concentrarnos en soluciones prácticas y medidas de seguridad que funcionen verdaderamente”, dijo.

Inacción

El lunes, en un tuit, el presidente había manifestado su disposición para reforzar el control de los antecedentes de los compradores de armas de fuego, sin precisar hasta dónde estaba resuelto a llegar.

La Casa Blanca comunicó el martes que estaba abierta a una discusión sobre la eventual fijación de una edad mínima para la compra de armas semi-automáticas dotadas de cargadores de alta capacidad como el AR-15, utilizado por Nikolás Cruz, el joven asesino de Parkland.

“Es algo sobre lo que estamos dispuestos a discutir y que debería ser abordado en las próximas semanas”, declaró Sarah Sanders, portavoz del Ejecutivo.

Versiones del AR-15 han sido empleadas en la mayor parte de las más recientes masacres en Estados Unidos, como la de la escuela primaria de Newton de 2012, en la cual 20 niños fueron asesinados.

Alumnos del liceo de Parkland anunciaron que en marzo llevarán a cabo una “Marcha por nuestras vidas” en Washington y otras ciudades para reclamar un control más estricto sobre las armas de fuego.

Tras saludar “la valentía y la elocuencia de estos jóvenes varones y mujeres del liceo Stoneman Douglas”, el actor George Clooney y su esposa Amal señalaron que donarán USD 500 000 en favor de esta iniciativa.

Lo mismo anunciaron la animadora televisiva Oprah Winfrey, para quien esta movilización es comparable a las luchas de los años 1960 contra la segregación racial; el director de cine Steven Spielberg y su esposa; la actriz Kate Capshaw; así como el productor Jeffrey Katzenberg y su esposa Marilyn.

Varias decenas de alumnos sobrevivientes del tiroteo de Parkland llegarán el miércoles a Tallahassee, capital de Florida, donde se reunirán con legisladores para denunciar la inacción de la dirigencia política ante la multiplicación en los últimos años de tiroteos en el ámbito escolar

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)