1 de agosto de 2016 00:05

Segunda fase de ayuda para afectados por el terremoto se pone en marcha

Personal del Patronato San José y Unicef estará en el VAQ para gestionar la entrega de ayuda a los damnificados. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Personal del Patronato San José y Unicef estará en el VAQ para gestionar la entrega de ayuda a los damnificados. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Mayra Pacheco

La solidaridad de los quiteños volverá a estar a prueba. Durante los eventos masivos que se realizarán en la ciudad: Verano de Artes Quito (VAQ), elección de la Reina de Quito y fiestas de fundación de la capital se llevará a cabo una colecta a favor de los menores de edad afectados por el terremoto del pasado 16 de abril.

Este fin de semana, las personas que asistan a los eventos de la Villa de las Artes -que es parte del VAQ-, en el parque Itchimbía, podrán volver a colaborar. Representantes del Patronato San José y del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés) estarán presentes en el lugar para gestionar y obtener ayuda para esta causa.

Los primeros con un ánfora transparente en las manos apelarán a solidaridad de los asistentes para que aporten con dinero. La cantidad dependerá de las posibilidades de cada persona. Todos los recursos económicos obtenidos se entregarán a Unicef, sostuvo Fredy Lobato, representante del Patronato San José.

Para distinguir a los voluntarios que trabajan en esta campaña y reciben las donaciones, las personas deberán constatar que vistan una camiseta con el logo del VAQ y una credencial. Además, estará acompañado siempre de un uniformado. El ánfora tendrá un candado cerrado.

Las donaciones en efectivo se recibirán entre las 13:00 y 20:00, solo en el parque Itchimbía. En total, el Patronato contará con 40 voluntarios para la recepción de donaciones.

Las personas interesadas en colaborar pueden acudir al Itchimbía los días 6, 7, 13 y 14 de agosto. Los eventos empiezan a partir del mediodía. La programación que se ofertará -música, teatro, deportes, juegos infantiles- es gratuita.

Para brindar una ayuda más sostenida a los niños y adolescentes damnificados, los miembros de Unicef expondrán otro mecanismo de apoyo. Estos tendrán un chaleco turquesa con el distintivo de la organización y una credencial.

En este caso, previo acuerdo, las personas podrán entregar recursos por un tiempo determinado a través de una cuenta de alguna entidad bancaria o usando su tarjeta de crédito. Esta gestión se la puede hacer también mediante la página web de Unicef.

La organización informa periódicamente a los benefactores cómo ha utilizado el dinero donado, explicó Walter Toapanta, de Unicef.

Se espera que 200 000 personas acudan a la Villa de las Artes del Itchimbía. Los eventos están dirigidos para la familia, precisó Pablo Corral, secretario de Cultura del Municipio.

Ahí, incluso, se contará con espacio para conocer cómo el Patronato gestionó en un inicio la ayuda entregada por la gente, en la zona costera. Y la participación de la Unicef con las víctimas del terremoto.

Otro mecanismo para captar recursos económicos, en esta segunda etapa de colaboración, será vía mensajes de texto desde el teléfono celular.

Los usuarios de la operadora Movistar podrán enviar un mensaje con la palabra Ayudo al número 9494. Cada transacción tendrá un costo de USD 1.

Esta última iniciativa solidaria no se limitará solo a Quito. Aquí pueden participar personas de todos los rincones del Ecuador, enfatizó Lobato.

El Patronato San José no tiene una meta de recaudación establecida. Pero se aspira a que la respuesta de los ciudadanos sea masiva, como fue en la primera etapa. En ese entonces -cuando se recogió alimentos, ropa, agua, medicinas- se entregó más de 3 500 toneladas de productos a 750 poblados de las provincias de Manabí, Esmeraldas y Santo Domingo.

Los recursos económicos obtenidos servirán para atender a alrededor de 150 000 niños y adolescentes de las zonas afectadas, según Unicef. Para ellos se construirán instalaciones médicas temporales, se desarrollarán campañas de prevención de enfermedades, se adecuarán espacios educativos temporales, se brindará estimulación temprana, apoyo psicológico, dotación de agua segura para el consumo...

Por las características de estos proyectos, en esta ocasión, se recaudará solo dinero. Los voluntarios no recibirán alimentos no perecibles, agua, ropa ni útiles de aseo. Esa etapa de ayuda ya concluyó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)