21 de November de 2009 00:00

La división en Barcelona se ahonda

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

En medio de extremas medidas de seguridad se realizó anoche la asamblea extraordinaria de socios de Barcelona.

Un total de 200 efectivos de la Policía y del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) participaron en el operativo de seguridad, para evitar desmanes dentro y fuera de Centro de Convenciones Simón Bolívar, lugar donde se realizó la reunión.

La dirigencia  canaria ubicó dos filtros para evitar que los socios que no constaban en  el padrón ingresaran ni siquiera al parqueadero de la sede de la sesión.
Incluso los periodistas de los distintos medios de comunicación que se encontraban realizando la cobertura fueron impedidos de entrar al lugar.

Eso ocasionó que haya enfrentamiento con los socios y con los reporteros. El periodista de la sección de Deportes de este Diario, Luis Cheme, fue agredido física y verbalmente por los uniformados durante la cobertura cuando los policías intentaban despejar las puertas de ingreso.

El coronel Wilmer Coéllar, jefe del operativo, justificó la acción alegando que “se había tratado de una equivocación de un policía” de apellido Parra. Varios socios fueron detenidos.

Los reclamos y las denuncias de irregularidades de los socios que pugnaban por entrar a la reunión fueron permanentes. Cristhian Vilaña, socio número 4318, no pudo ingresar debido a que otra persona había suplantado su identidad y ya se hallaba instalado en la Asamblea.

La reunión fue convocada para las 18:00, pero no hubo quórum y, tal como dispone el reglamento del club, se esperó hasta las 19:00 para empezar.

Pero a esa hora tampoco se completó el 25 % de los 812 socios que estaban habilitados para participar en la sesión. Al final la Asamblea se instaló con 189 personas, lo cual no representaba al porcentaje estipulado en los estatutos. Un grupo de hinchas denunció la existencia de tres listas con distintos nombres de supuestos socios.

El ex presidente de la Comisión de Fútbol, Antonio Noboa, ingresó al lugar después de una exhaustiva revisión policial, pero se retiró media hora después debido a que “no hay garantías”.

Según la versión de otros socios que también abandonaron el lugar, le pidieron la renuncia a Eduardo Maruri y solicitaron que se convoque a elecciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)