22 de January de 2010 00:00

Un distribuidor de tráfico genera polémica en la capital azuaya

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca

Máquinas extrayendo  tierra  y obreros tendiendo   tuberías. Son parte del movimiento en las    obras  que se ejecutan en el distribuidor de tránsito vehicular del Control Sur de Cuenca. Este proyecto es cuestionado por las  familias de la zona.

Se quejan  quienes se sienten afectados por la expropiación de  terrenos. También quienes pese a ser afectados  no están considerados entre los perjudicados.

Los trabajos se iniciaron el  9 de noviembre, en el sector del Control Sur.  Allí empieza la vía que une a Cuenca con Loja y El Oro.  El proyecto incluye el ensanchamiento de la carretera a 24 m y un túnel de 500 m de extensión, que unirá a la avenida De las Américas con la Panamericana.

Tendrá tres carriles en la parte superior (dos de salida y uno de ingreso) y otros tres en la parte baja (dos de ingreso y uno de salida).

En la zona  intervenida hay más de  50 casas. La Dirección Municipal de Planificación identificó 28 predios afectados. 14 fueron indemnizados y hay  nueve procesos judiciales contra los dueños  que no aceptan  la expropiación.

Entre ellos, las familias Tenesaca y Mogrovejo. No aceptan  el avalúo hecho por la Dirección de Avalúos y Catastros. Narcisa Tenesaca dice  que por 70 metros cuadrados  le quieren pagar USD  8  000.  “Mi  predio vale   90 000”.

Según Andrés Bernal, técnico de Avalúos y Catastros, el cálculo se hace de acuerdo con  la Ordenanza de valoración del suelo. En esta zona fluctúa entre USD 70 y 115 el m². Bernal dice  que en la mayoría de casos la afectación llega al 5% del lote.

Cecilia Zhagüi, Joaquín Cedillo, Blanca Loza y Carlos Zhañay son los vecinos más afectados. Ellos recibieron indemnización. Los dos primeros tuvieron que demoler gran parte  de sus casas. Zhagüi recibió USD 21 000, por 180 metros cuadrados.
 
Según Patricio Vicuña, presidente de los afectados, en la zona intervenida  había  144 negocios, que ahora no tienen clientes. Luis Tenesaca, por ejemplo, cerró su reencauchadora. Una papelería, dos bazares, una peluquería, una mecánica, una zapatería... también ya no están abiertas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)