15 de junio de 2018 00:00

Estructura criminal de una disidencia de FARC incluye laboratorios y sumergibles

Los uniformados de Colombia hallaron ayer un laboratorio para procesar cocaína. Foto: Cortesía Fuerzas del Orden de Colombia

Los uniformados de Colombia hallaron ayer un laboratorio para procesar cocaína. Foto: Cortesía Fuerzas del Orden de Colombia

valore
Descrición
Indignado 17
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 3
Redacción El Comercio
Agencia EFE (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El poder armamentístico del grupo armado Óliver Sinisterra parece no agotarse. Para sus operaciones de narcotráfico y actos terroristas, extorsiones y asesinatos selectivos en la frontera de Colombia y Ecuador se valen de armas, municiones, minas antipersonales, morteros, semisumergibles y laboratorios para transformar la hoja de coca en el fino polvo blanco.

El 14 de junio del 2018, las Fuerzas Militares de Colombia descubrieron dos cristalizaderos y nueve estructuras rústicas, que servían para procesar cocaína.

Las edificaciones, valoradas en 1 200 millones de pesos (USD 419 000), estaban escondidas en medio de la selva y debajo de la tierra, cerca del poblado Los Cocos, en el municipio de Tumaco, en Nariño.

En uno de los laboratorios, los uniformados hallaron tres caletas subterráneas, en donde se almacenaban los insumos para producir el alcaloide: 1 100 galones de gasolina preparada, 500 kilos de cal y 25 kilos de cloruro de calcio.

Horas antes de que se anunciaran los resultados de esta operación armada, el comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, Alberto Mejía, aseguró que sus tropas están “cerrándole el paso” a alias ‘Guacho’, responsable de ese grupo disidente de las FARC.

“Cuando este bandido mira a su derecha, a su izquierda, al norte o al sur, ve que todos los días le capturamos miembros de sus redes, que no hay día que no le destruyamos sus laboratorios, que no hay día que no hagamos incautaciones en tierra o en mar de cocaína”, dijo Mejía en una radio local.

Los campamentos para producir cocaína, que fueron descubiertos ayer, estaban equipados con dos plantas eléctricas, sistema de agua de lluvia, recipientes de plástico, 10 mesas de trabajo, bidones de agua, termostatos, 27 microondas, tanques de almacenamiento, bandejas de secado, centrifugadoras y otros elementos.

El campamento estaba construido con madera y acondicionado con lonas de plástico, que permitían camuflarse en la tupida vegetación.

El 11 de junio, las Fuerzas Armadas colombianas hicieron otra incautación a este grupo armado. Los agentes localizaron una “lancha de bajo perfil”, de 13 metros de largo y con capacidad para transportar 2,5 toneladas de drogas, en una zona rural de Tumaco.

La embarcación habría sido modificada en su estructura, al colocarle una cubierta de fibra de vidrio que protege la mercancía ilegal. Según las investigaciones, esta transportaba droga hacia Centroamérica.

Sin embargo, ya en noviembre del 2017 Antinarcóticos de Ecuador encontró un semisumergible de esta organización. Y desde entonces hasta la actualidad se han incautado de cargamentos de droga y químicos valorados en USD 600 millones, según el Ministerio del Interior ecuatoriano.

Solamente en Colombia, las autoridades judiciales han allanado y confiscado más de dos toneladas de cocaína, en los últimos dos meses. Además de decenas de granadas de fragmentación, municiones, alimentadoras para ametralladoras, fusiles, ametralladoras, explosivos y laboratorios para fabricar cocaína.

Para el comandante Mejía, estas capturas demuestran “un compromiso con nuestros hermanos de Ecuador”, pero también la capacidad de “operación, fabricación y transporte de droga” que aún tiene el grupo liderado por ‘Guacho’.

Una semana atrás, la Policía Nacional de Colombia ejecutó otro golpe a la organización que evidencia su sofisticación. El operativo se dio en el municipio de Tumaco, cerca del sector conocido como Agua Clara. Allí los uniformados ubicaron un astillero ilegal para la fabricación de semisumergibles. Además, encontraron una embarcación de 15 m tipo semisumergible que se encontraba en construcción. Por sus dimensiones, se presume que la nave tenía capacidad para llevar cinco toneladas de clorhidrato de cocaína.

El 14 de junio, en Esmeraldas, la Fuerza de Tarea Conjunta, conformada por militares y policías, mantuvo una reunión para analizar la frontera norte.

Tras la cita, el general Gustavo Acosta explicó que el objetivo de esta nueva estructura armada servirá para garantizar la seguridad en las poblaciones de frontera norte.

En contexto 

En Ecuador han sido detenidos 46 hombres vinculados por la Fiscalía con alias ‘Guacho’. En Colombia suman 40 aprehendidos y seis hombres abatidos en enfrentamientos. Contra el líder de los disidentes existe una orden de captura internacional desde mayo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (1)