25 de julio de 2014 19:18

El discurso del oficialismo en estas fiestas julianas se centró en la matriz productiva

Sesión solemne en la explanada de Malecón 2000. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO.

Sesión solemne en la explanada de Malecón 2000. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 5
Contento 0
Redacción Guayaquil

Por primera vez desde el 2007, este viernes 25 de julio, Rafael Correa no estuvo presente en la sesión solemne organizada por el Gobierno en las fiestas de fundación de Guayaquil. Su ausencia se debió a que se encuentra tomando su período de vacaciones fuera del país.

En su lugar, el discurso oficialista, lo emitieron el Gobernador del Guayas, Rolando Panchana; y Jorge Glas Espinel, vicepresidente de la República.

Panchana destacó obras gubernamentales en la urbe, como el Parque Samanes y la construcción del puente que une Guayaquil con la Isla Santay, en Durán. Dijo que hasta el momento, la obra ha sido visitada por más de 180 000 personas. Además, criticó la gestión municipal de la ciudad: “Los modelos exitosos solo sirven cuando la gente vive bien. De adoquines, de cemento y de pintura nadie come”.

En cambio, las palabras del Vicepresidente se centraron en la importancia de cambio de matriz productiva. Habló sobre la necesidad de multiplicar el ingreso de divisas, de “fabricar aquí aquello que hoy traemos de afuera”, de exportar más y de mejorar la calidad de la producción nacional. También recalcó la necesidad de la industrialización del Puerto Principal. “Guayaquil debe plantearse una estrategia de industrialización y para ello es necesario generar una economía distinta”.

Jorge Glas, Vicepresidente del Ecuador. Foto:  Enrique Pesantes / EL COMERCIO.

Jorge Glas, Vicepresidente del Ecuador. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO.

En el tema de la educación, dijo que el Gobierno insiste en una reforma general del sistema educativo. Mencionó como ejemplo el desarrollo científico de la Escuela Superior Politécnica del Litoral y la creación de la Universidad de las Artes. “La revolución no puede llevarse a cabo sin excelencia en la preparación de nuestros niños, niñas, y jóvenes”.

El Vicepresidente habló también sobre el tráfico de tierras en Guayaquil. Dijo que se están preparando 640 hectáreas para reacomodar a quienes viven en tierras que fueron adquiridas ilegalmente. Además, hizo hincapié en la falta de servicios básicos en las zonas periféricas de la ciudad. “De acuerdo al censo económico del 2010, casi la mitad de las viviendas de Guayaquil carecen de algún servicio básico”.

En esta sesión solemne, se entregaron algunos reconocimientos a personas destacadas que han contribuido con su trayectoria a la sociedad porteña. Jorge Mariño recibió el reconocimiento al mérito deportivo, mientras que el médico Medardo Blum recibió el mérito científico; y María Magdalena Arauz fue condecorada con el mérito artístico.

Estaba previsto que haya una presentación artística luego de la sesión, en la que participarán músicos como el mexicano Cristian Castro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)