9 de noviembre de 2016 00:00

Discurso electoral para jóvenes y mujeres

Las respuestas a la crisis económica se han convertido en plataforma de los candidatos. Fotos: EL COMERCIO

Las respuestas a la crisis económica se han convertido en plataforma de los candidatos. Fotos: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 3
Diego Puente

La mayoría de candidatos a la Presidencia pule sus discursos políticos para captar al electorado, de acuerdo con cada objetivo de campaña.

Abdalá ‘Dalo’ Bucaram, por ejemplo, ha enfocado sus últimas intervenciones públicas en la juventud. “Aborda las preocupaciones que se discuten en el desayuno, en la cena, sobre todo en las familias humildes”, asegura el consultor político Gustavo Isch.

En ese sentido, habla del com­bate a las drogas, de la reducción de impuestos y de protección a la familia. También ha mostrado interés en resaltar su preparación académica en la Universidad George Washington (EE.UU.). Tiene una maestría en Gestión Política.

Los jóvenes representan cerca del 35% del padrón electoral aprobado por el CNE. Por eso, su peso será importante en las elecciones del 2017.

La tasa de desempleo en los jóvenes es la más alta. Por eso, Cynthia Viteri habla permanentemente de las alternativas para fomentar el empleo. Esa es la propuesta que más repite en los medios de comunicación, donde recuerda de forma constante que el país enfrenta una crisis económica.

Su condición de mujer y madre también es resaltada en sus alocuciones. Se dirige a las amas de casa y madres solteras, especialmente.

Las mujeres habilitadas para votar en las elecciones generales, según el CNE, representan el 50,1% del padrón electoral; es decir 6,4 millones de personas de un total de 12,8 millones.

Por otro lado, el discurso de Paco Moncayo, candidato por la Izquierda Democrática, se ha enfocado en los últimos días en la experiencia. Tanto en el papel que tuvo en Fuerzas Armadas como en su gestión como Alcalde de Quito durante dos períodos.

“Su imagen es la del hombre fuerte. Después de una figura omnipresente como ha sido (Rafael) Correa, la gente no espera a alguien débil”, comenta Lis Paredes, especialista en neuromarketing.

El exalcalde enfrenta retos que, a criterio de la experta, ­debe corregir cuando da declaraciones. “Tiene limitado movimiento en las emociones”.

Moncayo ha mantenido una posición de no confrontación con el resto de candidatos. Por eso el respeto es una de las palabras más recurrentes en sus intervenciones.

El discurso de Guillermo Lasso, candidato por Creo, dista de las otras figuras presidenciales. Es más directo y frontal, según Isch y Paredes.

Uno de los términos que más se ha escuchado en sus intervenciones públicas es “cambio”. Le interesa dejar claro el mensaje de que su propuesta busca acabar con el “correísmo” e impulsar una fiscalización para combatir los supuestos casos de corrupción que, según él, todavía no son públicos. Aunque a veces -señala Isch- usa un lenguaje que no se puede entender fácilmente por el electorado. Además, su principal reto es vincular el discurso con las emociones del electorado.

En esa apreciación difiere con Paredes. Para ella, Lasso logra impactar en las clases económicas menos favorecidas con frases cortas y prefabricadas. “Él usa imágenes fuertes de lo que sucede en Venezuela. Pregunta si queremos vivir así y luego remata con una frase propia”. Esto le funciona sobre todo en mítines.

El candidato oficialista, Lenín Moreno, ingresó a la precampaña electoral más tarde que el resto. En las tres últimas entrevistas y presentaciones públicas ha hecho énfasis en el diálogo. Aunque también en el pasado, en el trabajo que hecho con las personas con discapacidad cuando estuvo al mando de la Misión Manuela Espejo.

También habla de la necesidad de mejorar lo logrado hasta ahora. Cuando los entrevistadores le señalan fallas del Gobierno
él dice: “todo es perfectible”.

El candidato oficialista tiene la ventaja de recordar logros sociales y de infraestructura, pero intenta despegarse del estilo confrontativo de Rafael Correa, dice Paredes, que maneja la firma Mind Advisor.

Esta distinción debe analizarse con calma, indica Isch. Hay un voto fuerte de Alianza País que podría dudar en el momento de apoyarlo, porque exige posiciones frontales.

Discurso de los precandidatos

Lenín Moreno

Mejorar

En los últimos cinco videos subidos a la Internet usa este verbo en once oportunidades.

Discapacidad
En nueve ocasiones habla sobre las personas con discapacidad y el trabajo que hizo por ellas.

Guillermo Lasso

Cambio
En los tres últimos videos se refiere, por 20 ocasiones, al cambio para no seguir con el “correísmo”.

Fiscalización
Nueve veces utilizó esta palabra en tres videos para posicionar el combate a la corrupción.

Cynthia Viteri

Empleo
Esta palabra la utilizó por 15 ocasiones en los últimos cinco videos publicados.

Mujeres
Los términos “madres y madres solteras” se usan con frecuencia. 8 veces en los últimos 5 videos.

Paco Moncayo


Respeto
Siete veces pide respeto a sus contrincantes en cuatro videos de entrevistas publicados.

Combate
Moncayo usó seis veces esta palabra para referirse al combate a la corrupción, en cuatro videos.

Abdalá ‘Dalo’ Bucaram

Menos impuestos
La propuesta la utiliza 15 veces en los cinco últimos videos en YouTube publicados.

Drogas
Es una de las propuestas estrellas del candidato. La lucha contra las drogas fue nombrada once veces.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)