20 de December de 2009 00:00

El directorio del Banco Central está a las órdenes del Presidente

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción negocios

Lo que iba a ser un sistema inédito de inversión de la reserva monetaria del país en el mercado  nacional, al final se  opacó por la forma cómo el Gobierno manejará    el  dinero.



Los pormenores  de este proceso 

Pese a que el Presidente dio  plazo para que se transfirieran los recursos hasta el pasado  miércoles 9, tres miembros del Directorio se fueron a Venezuela  esos días. 

Los directores de área del BCE, a quienes se les culpó de obstaculizar el proceso, fueron ratificados en sus cargos,  ya que son los que llevaron adelante todo el sistema desde sus inicios. Solo salieron la gerenta, subgerente, asesor legal y dos asesores. 

El proyecto inicial del BCE era que la reserva se invirtiera en bancos públicos, privados y sector  productivo, pero Correa solo aprobó a la banca pública.El Directorio del Banco Central (BCE), en cuestión de una hora, dispuso  la entrega de USD 864 millones  de las reservas a la banca pública nacional, sin ninguna garantía.

De este monto ya  fueron desembolsados USD  450 millones  hasta el pasado viernes 11. El  resto se transferirá de acuerdo con un cronograma. 

Esta decisión se tomó  pese a que 21días antes (18 de noviembre)  este mismo organismo, integrado por los  ministros del frente económico,  aprobó una resolución que exigía  garantías por la inversión. 

Estas garantías fueron recomendadas por los técnicos del Banco Central,  liderado  por Karina Sáenz  y acogidas  unánimemente por el Directorio.

Esta joven economista sustentó la necesidad de incluir garantías,  porque la inversión de las reservas se extendió a ocho años, cuando la recomendación inicial  fue  de tres años.

Cuando se invierte en el exterior no se requieren garantías porque las  operaciones de muy corto plazo y los papeles se pueden vender en cuestión de minutos. Pero al invertir en la banca pública nacional    se invierte en  certificados de depósitos que no están amparados en el mercado de valores nacional.

En otras palabras las inversiones que realice el BCE solo se harán líquidas  el día de su vencimiento, no se podrán vender a un tercero en el mercado.

Sáenz cree que esto  aumenta el riesgo de iliquidez del BCE, cuando es lo primero que debe cubrir por ser el gestor y garante de la liquidez.

Sin embargo, el Presidente de la República  ordenó la eliminación de  garantías y pidió la salida  de los técnicos, ya que no cumplieron el plazo para  transferir las reservas a la banca. 

Bajo la lógica del Gobierno no es posible que una institución estatal dependiente del Ejecutivo, como el BCE,  pida garantías a otro ente  público.

Los miembros del Directorio conocían los riesgos de invertir sin garantías, pero cambiaron de posición unánimemente por orden del Presidente.

Quienes asumieron la responsabilidad y presentaron su dimisión fueron los técnicos a los cuales  el Presidente calificó de apátridas.

Los que dan la última palabra sobre la política monetaria son los miembros del Directorio, entre los cuales el único que fue removido fue Carlos Vallejo, presidente del organismo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)