10 de junio de 2014 17:35

Seis mitos sobre la gente millonaria

260 cambistas en Tulcán.  El cambio de dinero se realiza en la calle. Se maneja un monto máximo de USD 10 000 por persona.
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 6
Contento 0
El Nuevo Día, GDA
Puerto Rico
Logo GDA

Muchas personas piensan que, aunque sería grandioso, nunca lograrán convertirse en millonarios. Sin embargo, hoy en día, llegar a acumular un millón de dólares es una meta alcanzable y, más que todo, necesaria.


De acuerdo con el planificador financiero certificado David Fernández, para vivir cómoda durante el retiro, una persona debería tener al menos un millón de dólares en ahorros.

“Una regla general es que debería ahorrar un millón de dólares por cada USD 40 000 de ingresos anuales que dejará de recibir cuando se retire”, explicó Fernández al sitio especializado en finanzas, Daily Worth.

El autor del artículo, Jaime Tardy, contó que entrevistó a 100 millonarios de distintas partes del mundo para escribir su libro “The Eventual Millionaire” y, a continuación, comparte seis mitos o creencias falsas que la gente tiene acerca de los millonarios y cómo lograron acumular sus riquezas.

1. Los millonarios son personas más inteligentes

La gente tiende a pensar que los millonarios son seres especiales, mejores y más inteligentes. En realidad, los millonarios son personas ordinarias que lograron metas extraordinarias aunque, en el proceso, tuvieron sus tropezones y caídas. En lugar de leer muchos libros, lo que la mayoría de los millonarios hace es establecerse metas y trabajar duro para lograrlas, sin permitir que las excusas se interpongan.

2. Los millonarios tienen buena suerte

La suerte, pura, no es un factor para alcanzar el éxito ya que una idea excelente no vale nada si no se ejecuta. Es el trabajo fuerte, la dedicación y el esfuerzo constante lo que lleva a la meta.

3. Los millonarios derrochan su dinero y disfrutan de la extravagancia

La idea que muchas personas tienen sobre los millonarios es que viven rodeados de lujos, sin embargo, el 57% de los entrevistados para el libro describió que lleva un estilo de vida moderado. Usualmente, gastan dinero en las cosas necesarias y un poco más en algún “gustito”.

Y es que en la mayoría de los casos, los millonarios llegaron hasta donde están precisamente porque pusieron en práctica excelentes hábitos de ahorros y llevaron un estilo de vida mesurado. Ellos aprendieron a tomar decisiones inteligentes y no se detuvieron cuando alcanzaron su primer millón.

4. La mayoría de los millonarios nació en familias adineradas

Este es otro gran mito, pero una encuesta reciente realizada por Fidelity Investments arrojó que el 86% de los millonarios llegó a serlo por esfuerzo propio. Y de los 100 entrevistados para el libro del autor, solo el 26% dijo que tenía conexiones con gente importante antes de llegar a ser millonario.

5. Los millonarios son personas arriesgadas

El 57% de los millonarios entrevistados reconoció haber sentido temor antes de comenzar su propio negocio. Sentían temor al fracaso, a decepcionar a sus familias y, más que todo, les atemorizaba quedarse sin nada. El éxito requiere tomar riesgos, pero los millonarios astutos aprendieron a examinar las oportunidades y analizar el riesgo. Ellos incluso hacen pequeñas pruebas para ver si una idea funcionará antes de lanzarse de lleno en el proyecto.

6. Los millonarios cobran cheques millonarios también

Hay millonarios que sí reciben cheques millonarios, o que lograron su fortuna tras vender un buen negocio u obtener un puesto ejecutivo muy importante. Sin embargo, esa no es la única manera de llegar al millón. Prácticas tales como ahorrar, vivir de acuerdo a un presupuesto, invertir en acciones o en bienes raíces, tener un segundo empleo y guardar todo ese ingreso extra, entre otras cosas, pueden llevar a una persona con un salario promedio a generar su primer millón.


En conclusión, hasta las personas que no ganan cheques millonarios pueden alcanzar esa marca. Solo es cuestión de disciplina, creatividad y mantenerse enfocado en la meta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)