13 de diciembre de 2017 00:00

Dinero de Alianza País se ocupó para pagar deudas

Alianza País se reunió con el presidente Moreno, ayer, en su sede de campaña. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Alianza País se reunió con el presidente Moreno, ayer, en su sede de campaña. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 613
Triste 35
Indiferente 81
Sorprendido 35
Contento 17
Diego Puente

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Mientras el frente correísta de Alianza País trata de justificar sus últimas acciones, el morenista prioriza la consulta popular.
El primero informó este martes, 12 de diciembre del 2017, que se gastó USD 607 033 en menos de un mes. Según Gabriela Rivadeneira, secretaria ejecutiva suspendida, la mayor parte, (USD 348 105)se ocupó en ­gastos administrativos.

Es decir, el pago del funcionamiento de las sedes nacional y provinciales. Las obligaciones pendientes que había con los proveedores, la liquidación de deudas anteriores, el pago de nómina institucional y los aportes al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

El resto del dinero (USD 258 928) se invirtió en procesos de formación política, según la legisladora. En foros semanales de debate, conversatorios con los militantes, publicación de textos y folletos de formación y puesta en funcionamiento de las aulas virtuales para la “formación de formadores” en provincias.

Las deudas se arrastraban desde agosto. Ese mes, Alianza País decidió hacer una inversión para multiplicar el dinero.
Los USD 600 000 que tenía fueron colocados en una póliza en el Banco del Pacífico, el 15 de agosto del 2017. Venció el 22 de noviembre último y se logró ganar, por intereses, USD 7 033.

Ricardo Zambrano, secretario ejecutivo de Alianza País, había denunciado que el dinero se ocupó antes de que la nueva directiva tomara las riendas de la organización política. E incluso advirtió que iniciarían acciones legales, porque no hubo justificaciones de los retiros.

Rivadeneira explicó este martes que había problemas económicos que obligaron a usar esos fondos de forma inmediata. Entre ellos, la reducción de las aportaciones de los adhe­rentes en un 90%, luego de la crisis que enfrentó a los militantes del oficialismo. Ella responsabilizó al actual Régimen de tratar de atentar contra la organización política.

A esto se suma una deuda de medio millón de dólares, que según la propia Rivadeneira, heredó de la administración anterior de AP. Doris Soliz fue la secretaria ejecutiva hasta mayo de este año.


La consulta es prioridad

La directiva nacional de Alianza País, que apoya al Gobierno, se reunió ayer por la tarde en la sede de campaña de Lenín Moreno, en El Labrador, norte de Quito.

El presidente Lenín Moreno participó en la cita. Ninguno de los asistentes quiso dar declaraciones tras el encuentro. Pero se conoció que abordaron temas de la coyuntura política, como las últimas renuncias presentadas en el Gabinete. Se habló sobre la necesidad de tener cuadros que logren resultados en la Secretaría de la Presidencia, el Ministerio de Inclusión Económica y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

Otro de los temas de discusión fue la estrategia que usarán en cada provincia para impulsar el sí en la consulta popular del Gobierno. A la reunión fueron convocados los directores de AP provinciales y la vicepresidenta encargada, María Alejandra Vicuña.

También se habló sobre qué acciones se tomarán para recuperar los bienes de Alianza País y que se encuentran en manos de los correístas.

La sede de la av. De Los Shyris, por ejemplo, no pudo ser utilizada para el encuentro de ayer. Rivadeneira y otros coidearios del Legislativo la ocuparon a la misma hora de la reunión morenista.

El control del aparato comunicacional del movimiento político es, de igual forma, una preocupación. Por la tarde, el nombre de la cuenta oficial de Twitter de la organización volvió a ser @35PAIS. Esto, luego de que durante una semana fuera cambiada a @RCMovimiento. En el encabezado más reciente de la cuenta se escribió: “Vota sí”, en referencia a la consulta popular.

Y se recuperaron los colores azul y verde, originales de Alianza País. El cambio tomó por sorpresa al departamento de Comunicación correísta, donde incluso se llegó a sugerir un ‘hackeo’ informático.

El ala crítica de Moreno había cambiado los nombres de la cuenta a Movimiento Revolución Ciudadana y, hasta hace cinco días, publicaba mensajes a favor del expresidente Rafael Correa y en contra de la consulta popular.

En contexto

Poco a poco, la pugna en el oficialismo se resuelve a favor de la facción que apoya el presidente Lenín Moreno, que ha logrado el control de las cuentas financieras y de comunicación. La prioridad es la campaña por el sí en la consulta popular.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (51)
No (8)