4 de agosto de 2015 19:17

Dos hermanas se reencuentran a los 52 años en Quito

Las hermanas Ángela y María Teresa Romero Freire se reencontraron después de 52 años. Foto: Julio Estrella/El Comercio

Las hermanas Ángela y María Teresa Romero Freire se reencontraron después de 52 años. Fotos: Julio Estrella/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 6
Indiferente 1
Sorprendido 3
Contento 47
Diego Bravo

Las hermanas Ángela y María Teresa Romero Freire se vieron por última vez en 1963 en el sector de La Basílica, Centro Histórico de Quito. En ese tiempo, la primera tenía 12 años y la segunda había cumplido 24. Ambas vinieron a la capital desde Píllaro (Tungurahua), porque su familia era de escasos recursos económicos.

Lo último que recuerdan es que su papá las trajo a la capital, tras la muerte de su madre, para trabajar como empleadas domésticas en casas diferentes. Desde ese año, ambas no se volvieron a ver…

52 años transcurrieron desde esas escenas. Ellas se reencontraron la tarde de hoy, 4 de agosto del 2015 en el edificio de la Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (Dinased).

María Teresa puso la denuncia el 15 de julio pasado y Ángela fue localizada de forma inmediata por los investigadores en Carapungo, norte de la capital.

El capitán César Lozada, director de la Sección de Análisis de Información de la Unidad de Desaparecidos, reiteró que las dos trabajaban como empleadas domésticas desde muy jóvenes y que perdieron contacto debido a que se fueron a laborar en viviendas distintas.

María Teresa abrazó a su hermana mientras las cámaras de la televisión y los periódicos captaban esa escena. Ángela le presentó a su nieta y su bisnieto, quienes la acompañaron durante la rueda de prensa y los agentes de la Dinased las observaban.

¿Por qué estuvieron tanto tiempo separadas y no se buscaron? Ángela dijo que queda una conversación pendiente con su hermana y el resto de sus familiares. “Yo era casi una niña cuando me fui. ¿Por qué no me buscaron en todo este tiempo? Lo hacen ahora después de tanto tiempo”, manifestó la mujer mientras se tomaba el rostro con ambas manos y lucía indiferente durante el reencuentro con su familiar.

Las hermanas Ángela y María Teresa Romero Freire se reencontraron después de 52 años. Foto: Julio Estrella/El Comercio

Desde 1963 hasta el 2015, Ángela siempre se dedicó a los quehaceres domésticos. Incluso viajó al Brasil cuando tenía 16 años para laborar en los cuidados de un bebé. Tres años estuvo en ese país y se regresó al Ecuador. También consiguió empleo como conserje en un edificio y alumbró a su hija cuando tenía 23 años…

María Teresa puso la denuncia en Ambato, pero allí le indicaron que debía hacerlo en Quito porque en esta ciudad perdió el contacto con su hermana. Luego del encuentro, ella dijo que estaba contenta porque “a la vejez logré encontrarla”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (0)