3 de agosto de 2016 07:14

Dilma Rousseff: 'Soy la Cenicienta de los Juegos Olímpicos'

La mandataria confía en que los Juegos de Río, los primeros en Sudamérica, den "una visibilidad mayor a los movimientos" a su favor, en pleno proceso de destitución. Foto: EFE

Rousseff confía en que los Juegos de Río, los primeros en Sudamérica, den "una visibilidad mayor a los movimientos" a su favor, en pleno proceso de destitución. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Agencia DPA

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, actualmente suspendida de sus funciones, aseguró que se siente "la Cenicienta" de los Juegos Olímpicos que arrancan el 5 de agosto en Río de Janeiro por haber sido invitada a la apertura y no poder presidir la ceremonia.

"Imagina que vas a dar una fiesta, trabajas durante varios años para la fiesta, montas las condiciones, colocas la iluminación, llamas a la prensa... Y el día de la fiesta alguien llega, toma tu lugar y se apropia de la fiesta", expresó en una entrevista publicada hoy por el diario español "El Mundo".

"En esta historia de los Juegos, yo soy la Cenicienta, la invitan a la fiesta pero se tiene que ir antes, vive en las cenizas", añadió. Rousseff está pendiente del juicio en el que se decidirá si se pone o no fin a su mandato, después de que el Senado la suspendiera en mayo provisionalmente por presuntos delitos vinculados a maniobras contables que habrían ocultado la situación económica del país.

La mandataria confía en que los Juegos de Río, los primeros en Sudamérica, den "una visibilidad mayor a los movimientos" a su favor, en pleno proceso de destitución ("impeachment").

Si es absuelta, regresará a sus funciones, que actualmente asume Michel Temer. Rousseff lo acusó de conspirar contra ella. "No solo le considero un traidor, sino también un usurpador. Conspiró para el golpe. Se alineó con el ex presidente de la Cámara (Eduardo Cunha) en un proceso de 'impeachment' que fue conducido de forma poco ética conmigo y con la población", aseguró.

Tras la reciente imputación de su predecesor, Inacio Lula da Silva, Rousseff lo defendió como "un hombre íntegro y correcto que ha sido blanco de una persecución". "No creo que Lula vaya a ir preso. Si es detenido, habrá una gran conmoción en el país", expresó.

La mandataria volvió a defenderse ante quienes le acusan de estar al corriente de la presunta trama corrupta que salpicó al expresidente brasileño. "Ya le dieron la vuelta a mi vida de lado a lado y del revés y no hay nada que me relacione con actos de corrupción", zanjó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)