23 de November de 2014 20:50

Desde diciembre se sancionará con fotomultas

En el Centro de Operación de Fotomultas se valida la información receptada por las cámaras. Se verifica la placa, los datos del propietario y del vehículo. Foto: EL COMERCIO

En el Centro de Operación de Fotomultas se valida la información receptada por las cámaras. Se verifica la placa, los datos del propietario y del vehículo. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 43
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 8
Contento 63
Mayra Pacheco

Está por concluir la fase preventiva de aplicación de las “cámaras fotomultas” que detectan infracciones de tránsito en la ciudad. Esta semana se ultimarán detalles, para desde mediados de diciembre sancionar, con la ayuda de estos dispositivos, a los contraventores que pasan por alto la Ley.

Los dispositivos instalados en vías principales como las avenidas Mariscal Sucre, Alonso de Angulo, 12 de Octubre, Amazonas, 10 de Agosto, América y Maldonado identifican cuatro tipos de contravenciones: irrespeto al semáforo, al paso peatonal y al pico y placa e invasión de los carriles exclusivos del transporte público. Operan entre las 05:00 y 22:00.

La sanción que se genere con la ayuda de estas cámaras será económica, excepto para el caso del pico y placa, a cuyos infractores solo se los identificará. En este último caso, los agentes que trabajan en las calles aplicarán las multas.

A diario en el Centro de Operación de Fotomultas se revisan alrededor de 1 800 presuntas infracciones; un 85% de ellas es validada. En los monitores se observan algunos conductores que todavía hacen caso omiso a la presencia de las cámaras.

El viernes en la mañana, en menos de cinco minutos, 10 vehículos fueron detectados cometiendo infracciones. En las avenidas Patria y 6 de Diciembre, el conductor de un taxi invadió el carril preferencial de la Ecovía.

Al occidente, en la América y Mañosca un bus escolar pasó cuando el semáforo estaba en rojo; lo mismo en la Panamericana Norte, cerca de la fábrica de Yanbal; en la Maldonado y Amaru Ñan.

A pesar de las cifras, Darío Tapia, director de la Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT), informó que la ciudadanía se está adaptando a estos nuevos mecanismos de control. Inicialmente, cuando se empezó a utilizar estos equipos, en agosto pasado, se revisaban más de 5 000 infracciones diariamente. En las vías de la urbe circulan alrededor de 460 000 automotores.

Lo más recurrente en el Centro de Operación de Fotomultas es el irrespeto al semáforo. Representa el 56% de los casos (1 000 infracciones). Por este tipo de faltas a la Ley, los conductores pueden ser sancionados con USD 102. No se aplica la reducción de puntos a la licencia de conducir. El artículo 238 del Reglamento de la Ley de Tránsito establece que cuando la contravención es detectada por medios electrónicos o tecnológicos y no se puede identificar al conductor se aplicará, exclusivamente la sanción pecuniaria al propietario del vehículo.


Aníbal Pillajo, conductor de un taxi, comentó que la semana anterior mientras circulaba por la av. Alonso de Angulo y Capitán César Chiriboga, en el sur, el semáforo cambió a rojo y se quedó en la mitad de la intersección. Un destello de luz salió del dispositivo que está, sobre un pedestal, a unos 30 metros de la esquina. “Había congestión vehicular. No sé si estaré sancionado. No he recibido ninguna notificación”.

El sistema de las cámaras de fotomultas opera con un software de detección de placas. Advierten las infracciones de manera automática y generan ocho fotografías y un video de 15 segundos. Estos sirven como prueba de la infracción.

Sin embargo, esta información debe ser validada. El personal que trabaja en el Centro de Operación de las Fotomultas es el encargado de verificar la infracción, comprobar el número de las placas, los datos del vehículo y del dueño.

Si se confirma que se produjo una inobservancia a la Ley, se notifica a los presuntos contraventores. Hasta la fecha se han amonestado a 60 000 personas.

Para informar a los conductores que han sido sancionados por fotomultas se realizan llamadas telefónicas o se envían correos electrónicos. Por ahora no se aplican sanciones.

En estas últimas semanas, la AMT trabajará en la instalación de equipos tecnológicos para mejorar el ancho de banda. El objetivo es que luego de validar la infracción, se genere de manera automática la notificación. También se quiere implementar una página web para que los contraventores puedan revisar las pruebas.

Fredy Paredes, coordinador de la Maestría en Transporte de la Universidad Católica del Ecuador, considera que antes de empezar con la aplicación de las sanciones se deben reforzar las campañas de sensibilización, instalar señalización y mejorar las vías.

Según el docente, en la ciudad no hay las mejores condiciones para circular, por la morfología alargada. La seguridad también incide. “Los usuarios se pueden sentir perjudicados. No tienen garantías para manejar”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (5)