8 de mayo de 2016 11:31

En el Día de la Madre, Barack Obama pidió 'igualdad' y 'respeto'

El presidente Barack Obama en un video saluda a todas las mujeres en el Día de la Madre. Foto: EFE

El presidente Barack Obama en un video saluda a todas las mujeres en el Día de la Madre. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Infobae - Red de Noticias Albavisión

El presidente de EE.UU. expresó su deseo de que las mujeres reciban más que flores para agradecerles el rol que cumplen. Instó al Congreso a apoyarlas en su desempeño

En una alocución oficial grabada para el Día de la Madre, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, agradeció en primer lugar a su esposa Michelle. El Mandatario destacó la "manera impresionante en la que hace el trabajo más importante de todos: ser madre". No se olvidó tampoco de mencionar a su suegra " por ser el modelo que siempre ha sido" para la primera dama.

El presidente de Estados Unidos expresó el deseo de que, en lugar de flores, las madres -sean biológicas, adoptivas o de acogida- reciban en este día "el respeto" y "la igualdad que se merecen", así también como el apoyo que requieren, junto a los padres, para "desempeñar sus funciones más importantes".

En ese sentido, el jefe de Estado enumeró una serie de medidas que considera clave. Entre ellas, la baja por maternidad y paternidad con sueldo, la baja por enfermedad, espacios apropiados para empleadas embarazadas, una buena atención médica, flexibilidad laboral, igualdad de salarios y un salario mínimo decente.

"Si el Congreso lo puede convertir en un día festivo, sin duda lo podrán respaldar con las cosas que le dan un significado", remató el presidente, en referencia directa a los parlamentarios. Obama insistió en la responsabilidad del Congreso, al decir que "no era suficiente decir que iba a hacer lo correcto, ni que estaba de acuerdo con ello en principio. Tenía que hacerlo realmente".

Mensaje de Obama 

"En nuestra casa, todos saben que el trabajo de Presidente ocupa el tercer puesto en cuanto a importancia dentro de la familia. Por eso, este fin de semana, voy a dedicarle un poco más de tiempo a darle las gracias a Michelle por la manera impresionante en la que hace el trabajo más importante de todos: ser madre. Y voy a darle también las gracias a mi suegra por ser el modelo que siempre ha sido para Michelle, y por todas las innumerables formas en las que nos ha ayudado a Michelle y a mí a criar a Malia y a Sasha. Tengo muchísima suerte de tener a estas mujeres maravillosas que me ayudan a criar, querer y cuidar a nuestras hijas.

Espero que ustedes también dediquen un momento a darles las gracias a las mujeres en sus vidas que les quieren de esa manera tan especial que tienen las madres de querer. Madres biológicas, madres adoptivas y madres de acogida; madres solteras, abuelas y madrinas; tías y tutoras; quienquiera que sea la primera persona que les viene a la mente cuando piensan en el Día de la Madre. O tómense un momento, como yo mismo haré, para acordarse de las madres que nos criaron, que nos acogieron con su gran corazón, y a quienes echamos en falta todos los días, sin importar cuántos años tenemos.

Regalar flores es siempre una buena idea. Pero espero que en este Día de la Madre, volvamos a comprometernos a hacer más que eso: con actos que representan nuestras palabras, demos a las madres el respeto que se merecen, demos a las mujeres la igualdad que se merecen y demos a todos los padres y madres el apoyo que necesitan para desempeñar sus funciones más importantes.

Eso incluye la baja por maternidad y paternidad con sueldo, la baja por enfermedad, espacios apropiados para empleadas que estén embarazadas, buena atención médica, cuidado infantil asequible, flexibilidad laboral, igualdad de salarios y un salario mínimo decente. Les pedimos a nuestras madres que hagan más de lo que les corresponde en lo que respecta a casi todo. Asegurarnos de que reciban un trato justo es lo mínimo que podemos hacer.

La idea de dedicar un domingo de mayo a nuestras madres se convirtió en un día festivo oficial tras aprobar una resolución del Congreso hace poco más de 100 años. Lo hicieron el 8 de mayo, el mismo día en que celebraremos el Día de la Madre este año. Si el Congreso lo puede convertir en un día festivo, sin duda lo podrán respaldar con las cosas que le dan un significado. Después de todo, eso es lo que me enseñó mi madre. No era suficiente decir que iba a hacer lo correcto, ni que estaba de acuerdo con ello en principio. Tenía que hacerlo realmente.

Entonces, este Día de la Madre, den las gracias. Digan te quiero. Y no nos olvidemos de mostrar el agradecimiento y el aprecio mediante actos de respeto durante todo el año. Nadie se merece más que nuestras madres.

Feliz Día de la Madre y que pasen un buen fin de semana".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)