12 de febrero de 2016 00:00

Con diálogos ideológicos Alianza País medirá el apoyo a sus cuadros

Alianza País ha propuesto a Jorge Glas y a Lenín Moreno como los posibles candidatos a la elecciones del 2017, por el movimiento oficialista. Foto: Vicepresidencia y Archivo/ EL COMERCIO

Alianza País ha propuesto a Jorge Glas y a Lenín Moreno como los posibles candidatos a la elecciones del 2017, por el movimiento oficialista. Foto: Vicepresidencia y Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 120
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 14
Paúl Zamora
Redactor (I)
pzamora@elcomercio.com

El vicepresidente Jorge Glas comió seco de pollo la tarde del 5 de febrero, en Milagro. Como parte de su paso por ese cantón del Guayas, donde fue declarado Huésped Ilustre, visitó a la familia de un ciudadano, a la que entregó un plato lleno de frutas tropicales.

Las fotos de esa cita, tomadas con una cámara profesional de 20,2 megapíxeles, se subieron a las plataformas de la Vicepresidencia y a su cuenta de Twitter. Estuvo junto a la alcaldesa, Dennise Robles.

La última semana de enero estuvo en Guayaquil, acompañado de Marcela Aguiñaga, vicepresidenta de la Asamblea. “Desde lo más profundo de mi corazón, desearía que nuestro candidato a la Presidencia sea militante de Guayas”, admitió como directora
de Alianza País en Guayas. Entonces, el aludido respondió que “todos estaban listos para enfrentar el desafío, donde diga la revolución ciudadana”.

Glas tiene el apoyo del ala conservadora de los legisladores del Litoral. Aunque también se ha movido con los de la Sierra. Así, acompañó a la titular de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, al Pawkar Raymi, en Otavalo.

Desde noviembre del 2015, Glas frecuenta casas; ha probado bolón de verde y hornado pastuso. Entre junio y octubre, sus apariciones promediaban los cuatro eventos públicos mensuales. En los últimos tres meses se han duplicado. Su nombre y el del exvicepresidente Lenín Moreno se escuchan con insistencia, a un año de las elecciones.

Moreno cuenta con el apoyo de ‘los barojistas’ (en relación con el Prefecto de Pichincha) y ‘los patiñistas’ (al Canciller). Desde Ginebra, Moreno -contactado por este Diario- indicó que no hablará de política. Es el enviado especial de la ONU para temas de discapacidad.

Glas, consultado sobre el vuelo que toma su candidatura, eludió el tema y dijo que el primer punto es construir un plan de Gobierno. “Hay distintas opciones, en buena hora”.

La encuestadora Cedatos, ca­da mes, hace preguntas de simulación para medir la prefe­rencia del voto de precandidatos como Guillermo Lasso, ‘Dalo’ Bucaram, Glas y Moreno.

En noviembre, Moreno tuvo 21,5% de intención de voto y en diciembre cayó al 17,2%; Glas se mantuvo en el 1,3% los dos meses. Polibio Córdoba, director de la firma, reconoce que Glas puede aumentar en inten­ción de voto si maneja una estrategia para posicionarse.

Al final del 2015, Perfiles de Opinión preguntó “¿Cuál era el mejor candidato para A. País, una vez, que Rafael Correa no se presentaría por la transitoria que prohíbe la reelección?”. El 53% respondió que no sabe; Moreno, con 23,5%, y Glas, con 4,8%, lideraron la lista.

A inicios del año se comparó su respaldo en relación con Lasso o Nebot. En los dos casos superaron a los adversarios en la preferencia de voto: Moreno con 58,3% y Glas, con el 29,8%.

Para Santiago Nieto, de Informe Confidencial, las dos figuras representan la continui­dad del proyecto oficialista. Pero la economía será un factor clave. Por su trabajo desde la Vicepresidencia, Moreno cuenta con una imagen más amigable”. La imagen de Glas es “más técnica, más trabajada y con menos simpatía”.

¿Cómo se definirá el presidenciable? El oficialismo realizará, en los próximos tres meses, 2 000 diálogos ideológicos y en estos espacios se fortalecerán las posturas. Será un termómetro de apoyos.

Por ahora, cada quien tiene su candidato favorito. La legisladora Soledad Buendía salió al paso de la pregunta señalando que “tiene el corazón partido” y para Gina Godoy “ambos son queridos”, pero apoya abiertamente a Moreno.

De Glas destacan su rol en la transformación de la matriz productiva y su capacidad para negociar con sectores estratégicos. De Moreno reconocen el cambio del paradigma sobre las discapacidades y su papel cohesionador de tendencias.

Mayo será decisivo para definir al presidenciable, será en la convención Nacional de A. País. Un grupo presiona para que en ese espacio se defina el nombre. Otra tendencia pretende que sea en octubre.

La Vicepresidencia es otro espacio de poder que genera interés. Un grupo promueve con fuerza el nombre de Ricardo Patiño y lo ve como el binomio ideal de Moreno.

Nada está dicho en la tienda oficialista. Más cuando, ayer 11 de febrero del 2016, el colectivo de jóvenes Rafael Siempre Contigo presentó ante la Corte Constitucional un pedido de consulta popular.

El objetivo es derogar la disposición transitoria segunda de las enmiendas a la Constitución aprobadas el pasado diciembre, que impide que las autoridades se reelijan en 2017.

Sus dirigentes, Stephania Baldeón y Pamela Aguirre, quieren recoger firmas para que la ciudadanía decida sobre la reelección de Correa.

El tiempo les queda corto y lo saben. A un año de las elecciones y a nueve meses de la inscripción de candidaturas buscan recorrer el país para recoger tres millones de firmas. No han conversado con el Presidente ni con A. País. El Código de la Democracia establece que los candidatos deben venir de procesos democráticos internos de las organizaciones políticas, avalados por el CNE.

Tampoco les preocupa que no se pueda hacer reformas electorales un año antes de las votaciones. Apuntan a cambiar la Constitución, no una ley cualquiera. Confían en que la Corte apruebe su pedido en un mes y conseguir los respaldos hasta junio o julio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (16)