4 de agosto de 2017 00:00

Diacelec es investigada por pagos a Carlos Pólit

El 2 de junio pasado, la Policía y Fiscalía allanaron las oficinas de Diacelec, en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

El 2 de junio pasado, la Policía y Fiscalía allanaron las oficinas de Diacelec, en Quito. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 36

Édgar Arias Quiroz es un personaje casi desconocido en la trama de corrupción de Odebrecht. El 22 de junio pasado, este ingeniero quiteño se entregó voluntariamente a las autoridades judiciales como muestra de su inocencia, según dijo su abogado, Marcelo Ron.

Mes y medio después, su nombre trasciende nuevamente. Esta vez por las delaciones de José Conceição Santos, expresidente de Odebrecht-Ecuador, y uno de los 78 directivos de la constructora que colaboran con la justicia brasileña a cambio de penas menores.

Según la confesión judicial del exejecutivo, publicada por el portal IDL Reporteros de Perú, Odebrecht pagó USD 4,1 millones al excontralor Carlos Pólit. De ese monto, USD 2,4 millones se cancelaron en efectivo al exfuncionario, en Quito.

La triangulación del dinero empezaba en cuentas de la constructora brasileña. Desde allí se enviaba el dinero hacia ‘offshores’ de Arias Quiroz y este luego traía el efectivo a Ecuador a través de Diacelec, de acuerdo con la declaración de Santos a la justicia de Brasil.

Arias Quiroz es el principal accionista de esta empresa, con sede en el norte de Quito. Fue constituida con USD 1 millón y de esa cifra él tiene 991 000 de capital, según la Superintendencia de Compañías.

Las oficinas de Diacelec fueron allanadas el pasado 2 de junio por agentes de la Unidad de Lavado de Activos de la Policía.

Según informes judiciales, en esa operación, los uniformados localizaron información relacionada con Odebrecht y trasferencias recibidas desde Columbia Management INC, una ‘offshore’, domiciliada en Panamá y que al parecer tiene vínculos con Arias Quiroz.

Tras el allanamiento a Diacelec y la entrega voluntaria de su propietario, la Fiscalía abrió una investigación por presunto lavado de activos. Los informes judiciales advierten que los ingresos de la empresa no guardan relación con la información declarada al SRI.

Hay un monto no justificado de unos USD 5 millones, dice Fiscalía.
Los investigadores solicitaron una asistencia penal a Panamá para conocer los detalles de las transacciones hechas por Columbia Management INC, tomando en cuenta que no aparece en el ranking de proveedores de Diacelec.

Todo esto forma parte de un expediente por asociación ilícita, en el que también se indaga a Ricardo Rivera, tío del vicepresidente Jorge Glas.

En este proceso, la Fiscalía ha dicho que Odebrecht aparentemente entregó USD 13 millones en sobornos a Rivera, como comisión del 1% de todo contrato inicial y complementario que suscribió la constructora en el país. Diacelec habría intermediado para hacer esos pagos, según las indagaciones.

Ahora, tras filtrarse la delación de Santos, se sabe que la empresa y su representante intermediaron para presuntamente pagar coimas a Pólit.

Según el SRI, entre el 2002 y 2016, Arias Quiroz pagó 1,2 millones en impuestos a la renta.

Los tributos más altos se efectuaron en los años 2013, 2014 y 2015; precisamente, en los años en los que la Fiscalía asegura que se dieron las transacciones de Odebrecht. Mientras que su empresa, Diacelec, canceló de impuesto a la renta poco más de USD 1 millón, entre el 2002 y 2016.

Santos también menciona que los pagos a Pólit se hicieron a través de Inmobiliaria Cosani, domiciliada en Panamá; y otra firma, en Guayaquil.

Estas compañías son rastreadas y, según la Fiscalía, el próximo lunes 7 de agosto se conocerán los nombres de posibles involucrados en estas transacciones. Ese día, el fiscal Carlos Baca Mancheno tiene previsto imputar cargos en contra del excontralor Pólit y revelar los detalles de la delación de Santos y audios que se han publicado en estos días.

Más vinculaciones

En medio de estos hechos, este jueves 3 de agosto, la fiscal Diana Salazar tenía previsto vincular a Ramiro Carrillo, exgerente de Transporte y Almacenamiento de Petroecuador; y al empresario Diego Cabrera, en el proceso judicial de asociación ilícita abierto en contra de Rivera.

Sin embargo, la diligencia se difirió, por pedido de los sospechosos. Aún no se conoce la fecha para la nueva audiencia. A Carrillo, actualmente con arresto domiciliario, se lo indaga porque firmó con Odebrecht el contrato para construir el Poliducto Pascuales-Cuenca, por USD 369,9 millones.

Según el proceso de licitación, la Comisión Técnica, creada por Carrillo para analizar las ofertas, concluyó que la constructora brasileña era la empresa más conveniente para levantar esa obra y obtuvo la nota perfecta, 100 sobre 100.

La Comisión dijo que la firma era la mejor en seis aspectos: experiencia técnica general en construcción, experiencia técnica específica, metodología y plan de ejecución del proyecto, participación nacional, solvencia financiera y oferta económica.

En contexto
La Fiscalía ha abierto procesos por asociación ilícita y lavado de activos, dentro del caso Odebrecht. Actualmente hay 12 procesados, entre los que figuran Alecksey Mosquera, exministro de Energía; Ricardo Rivera, Ramiro Carrillo y Carlos Villamarín.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (0)