30 de septiembre de 2015 13:24

Como un día de luto también fue calificado el 30-S en Guayaquil

Una tela negra cubría el monumento del primer presidente ecuatoriano Vicente Rocafuerte. Foto: EL COMERCIO.

Una tela negra cubría el monumento del primer presidente ecuatoriano Vicente Rocafuerte. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 46
Narcisa Rendón

Una veintena de personas vestidas de negro se congregó en la Plaza San Francisco, en Guayaquil, para rememorar el 30 de septiembre de 2010. “El 30-S estamos de luto, no de fiesta”. Esta frase estaba plasmada en al menos tres pancartas colgadas en los faroles de la Plazoleta.

En el mismo sitio, una tela negra cubría el monumento del primer presidente ecuatoriano Vicente Rocafuerte. Los manifestantes colocaron, además, una ofrenda floral en memoria de los caídos en esa fecha. Mientras tanto, decenas de pequeños lazos eran colocados en la vestimenta de quienes transitaban por esta zona del centro de Guayaquil, ubicada en la av. 9 de Octubre y Pedro Carbo.

Como un promotor del evento, se denominó César Rohon, excandidato a prefecto del Guayas por el Partido Social Crsitiano (PSC). El político enfrentó verbalmente a un grupo de policías que llegó al lugar para exigir el retiro de los carteles. El argumento policial fue que tales objetos perjudican el orden público. Ante esto, Rohon respondió que el acto es “pacífico” y “cívico”. Sin embargo, hasta las 11:30 aún permanecían las pancartas en el mismo sitio donde se colocaron.
Junto a la “manifestación de luto” se desarrollaba la Feria Ciudadana por la Movilidad Humana, organizada por la Defensoría del Pueblo junto a organizaciones no gubernamentales y secretarías de Estado.

Este miércoles, Guayaquil también recuerda el caos por el levantamiento policial del 30 de septiembre del 2010. En esa fecha se registraron asaltos a la luz pública. La gran mayoría de locales comerciales permaneció cerrado por temor de sus propietarios a ser embargados. Hubo quema de llantas, saqueos masivos, e incluso menores de edad portaban armas de fuego. Ante la situación, los militares debieron salir a las calles para controlar el conflicto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)