28 de January de 2015 20:10

Tres Dhruv dejarán de operar a los seis años del primer accidente

Un grupo de soldados custodiaba ayer el fuselaje del helicóptero Dhruv 605 que se accidentó en el barrio Tereré, en Tena. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO.

Un grupo de soldados custodiaba ayer el fuselaje del helicóptero Dhruv 605 que se accidentó en el barrio Tereré, en Tena. Foto: Vicente Costales / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 74
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 16
Redacción Seguridad

Un largo plástico cubría los restos del fuselaje del helicóptero Dhruv 605 accidentado el martes en el barrio Tereré, en Tena (Napo). 24 horas después de la caída de la aeronave,dos soldados de la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) resguardaban el sitio en medio de una ligera llovizna. Los uniformados prefirieron no hablar. “No se pueden hacer fotos, el acceso es restringido”, decía ayer, 28 de enero del 2015, un militar a los periodistas.

Pasadas las 08:00, un grupo de oficiales llegó al sitio del siniestro para seguir con las investigaciones. Levantaban las piezas destruidas, las observaban y las fotografiaban. En la zona donde cayó el helicóptero se levanta una planta de procesamiento de aguas residuales. Pese al accidente, el trabajo no se detuvo y los obreros llegaron desde temprano al lugar.

A un costado funciona el Centro Sectorial de Operaciones 2 y el helipuerto desde donde despegó la nave para viajar a Guayaquil. El teniente coronel Ronald Montenegro, comandante de esa unidad, mantuvo reuniones con otros militares. Ningún oficial habló.

Sin embargo, en Quito sí hubo reacciones. César Navas, ministro coordinador de Seguridad, anunció las primeras medidas. Los tres Dhruv no volarán hasta que concluya una inspección que certifique su operatividad. La decisión llegó 7 años después de la compra de los helicópteros a la empresa india HAL y seis del primer accidente ocurrido en la capital.

Al mediodía, la Contraloría también notificó que hará un segundo examen especial a la ejecución del contrato, a la renovación de garantías, mantenimiento y uso de los Dhruv.

Ese organismo fijó 90 días para concluir el informe. El documento incluirá el análisis del cumplimiento de las recomendaciones señaladas en un anterior examen especial hecho a los procesos precontractual, contractual, ejecución y pago.

EL COMERCIO accedió a ese primer examen especial. En la página 57 de ese informe se dice que la empresa HAL “no cumplió con la entrega de los equipos de apoyo en tierra de nivel I y II, y herramientas; repuestos de nivel I y II”. Y recomienda al comandante de la FAE que “supervise constantemente” el contrato “con la finalidad de que se cumplan las cláusulas estipuladas...”.

Documentos desclasificados de la FAE revelan que Ecuador hizo un primer pago de USD 30 millones por los siete Dhruv a la compañía india HAL. El Gobierno difirió los otros USD 15 millones a 10 años. El último pago concluye en 2018.

Desde la Asamblea Nacional también se dieron reacciones. Diego Salgado (Creo) exigió que las autoridades del Ministerio de Defensa comparezcan ante los legisladores. “Que se mantenga que fue falla humana... en un accidente podríamos pensar que tienen razón, pero cuatro de siete (helicópteros). Hay temas sospechosos...”.

Asambleístas de Alianza País, en cambio, aseguraron que por el momento, dentro del bloque, no se ha analizado la posibilidad de indagar ese caso.

En enero del 2010, la Asamblea ya recibió denuncias por las irregularidades que se detectaron en la adquisición de los aparatos. El entonces legislador Fausto Cobo planteó incluso un juicio político a Javier Ponce, titular del Ministerio de Defensa en esa época.

Fernando Cordero, entonces presidente de la Asamblea, recibió documentos certificados para iniciar el juicio. El primer argumento fue que hubo presunciones de peculado. También se advirtió que Ponce “debió rechazar la oferta de los helicópteros” porque en la cláusula XIX del contrato se dice que unilateralmente “el comprador podrá terminar el contrato por incumplimiento del vendedor”. Cuando las naves llegaron a Ecuador, no contaban con sistema de oxígeno para tripulantes y pasajeros ni máscaras de oxígeno.

Esto pese a que fue ese uno de los requerimientos más fuertes dentro del contrato.

Además, tres de los cinco aparatos que llegaron al país, tenían motores y hélices fabricados en 2007. En el contrato se exigía que fueran de 2008. Tampoco contaban con sistema de separador de partículas de aire ni con visores nocturnos de última generación.

Pese a estos indicios, un mes después, en febrero del 2010, la Comisión de Fiscalización, presidida por Silvia Salgado, resolvió archivar el juicio político contra Ponce. El fallo se aprobó con los votos de Betty Amores, Mauro Andino, César Rodríguez, Gastón Gagliardo, Pamela Falconí y Silvia Salgado. En contra votaron Scheznarda Fernández, Galo Lara, Abdalá Bucaram, Ramiro Terán y Marco Murillo.

En la resolución se menciona que en la denuncia presentada por Cobo “no se determinó con exactitud las funciones que el encausado ha incumplido; no justificó la principal causal de enjuiciamiento político”.

Ayer, 28 de enero del 2015, este Diario buscó al legislador Gabriel Rivera (AP), actual presidente de la Comisión de Fiscalización, pero no hubo respuesta. 

El informe de la Contraloría señala que tras el accidente del primer helicóptero Dhruv en la Base Aérea de Quito, en 2009, Seguros Sucre reconoció el USD 5,7 millones al Ministerio de Defensa. El pago se concretó el 7 de septiembre del 2010.

El ministro Navas comentó ayer que las siete naves están aseguradas. Y aclaró que parte del dinero entregado por uno de los helicópteros siniestrados “se invirtió en la recuperación del Colegio Vicente Rocafuerte”.

Datos oficiales revelan que en los dos primeros accidentes -en 2009 y 2014- se determinó que hubo fallas humanas. Pese a esas conclusiones, el Gobierno hará un peritaje a las tres aeronaves que aún están operativas. Las autoridades no quieren más sustos. 

En la noche, Defensa reconoció que técnicos de la firma india HAL llegaron al país luego del accidente del 13 de enero.

Ellos “verificaron” el Dhruv del Tena, dijeron “que presentaba parámetros de funcionamiento satisfactorios” y “autorizaron el vuelo a Guayaquil”.

En contexto
Entre 2009 y 2015 se han accidentado cuatro de los siete helicópteros que la Fuerza Aérea Ecuatoriana adquirió a la firma india HAL. En uno de esos siniestros hubo tres muertos. Las investigaciones concluyeron que en las dos primeras caídas hubo fallas humanas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (0)