3 de septiembre de 2016 16:33

Los devotos caminan al encuentro con la Virgen de El Cisne en Loja

Los romeriantes avanzan unos tramos por la vía principal Cuenca-Loja y otros por senderos entre las montañas. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Los romeriantes avanzan unos tramos por la vía principal Cuenca-Loja y otros por senderos entre las montañas. Foto: Lineida Castillo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Lineida Castillo

Los devotos de la imagen de la Virgen de El Cisne viven la segunda romería en menos de un mes. Esta vez caminan desde Cuenca a Loja, en el sur del país, para venerar a la Santísima Imagen que es velada en la Catedral de esa ciudad.

La imagen de ‘La Churonita’ llegó a la capital lojana, desde la parroquia El Cisne, en una multitudinaria romería el pasado 20 de agosto del 2016, para que presida las fiestas religiosas y la Feria Comercial y Agrícola del 8 de septiembre, como lo decretó el libertador Simón Bolívar en 1822, en una de sus visitas a esa ciudad.

Por eso, en estos días familias de las provincias de Azuay y Cañar –como parte de su devoción o promesa a la Virgen- avanzan a pie o en bicicletas hasta la Catedral de Loja. Sin ningún medio de transporte, salieron la madrugada de este 3 de septiembre del 2016, los amigos Alex Mejía y Jorge Rodríguez desde la parroquia cuencana de Cumbe. Mientras que Cristian Mainato, de 20 años, dirige a un grupo 15 personas entre familiares y amigos del cantón Cañar. Ellos también partieron desde Cuenca y esperan llegar a Loja en tres días. En sus espaldas llevan pequeñas mochilas que contienen ropa impermeable y comida para soportar la travesía.

Nuestra fe por ‘la Churona’ nos convoca cada año, dijo Mainato quien en esta ocasión cumple la travesía en señal de agradecimiento por protegerlo en sus estudios universitarios. También le pedirá la bendición para su grupo de danza “Ecuatorianísima Reina del Cisne”. Varios de los integrantes también participan en el recorrido.

Los dos grupos de devotos aprovecharon el fin de semana y los días finales de las vacaciones escolares de la Sierra para visitar a la imagen de la Virgen del Cisne. Generalmente la travesía de Cuenca a Loja, de 190 kilómetros, la cumplen en tres días pero acortando distancia por improvisados senderos entre las montañas.

El próximo lunes 5 de septiembre participarán del séptimo día de la Novena, de una eucaristía y de un espectáculo de luces, para luego retornar a sus hogares. Pero no estarán en la fiesta central que es el 8 de septiembre. Ese día será la misa a las 08:30 en la Catedral y de allí saldrá la imagen en procesión alrededor del Parque Central.

Cada noche, hasta el miércoles 7 de septiembre, hay juegos pirotécnicos, presentaciones de danzas culturales y artistas en honor a la Virgen del Cisne. La misa del jueves será en homenaje a los feligreses presentes y con esto concluyen las festividades religiosas y comerciales de Loja.

Esta peregrinación también es aprovechada por familias que viven cerca de la vía Cuenca-Loja para abrir pequeños negocios de venta de comida, refrigerios, ropa… Estos improvisados puestos permanecerán abiertos, incluso durante las madrugadas hasta el 11 de septiembre.

La imagen se quedará en la Catedral hasta noviembre del 2016, cuando retornará a su natal parroquia El Cisne. Como evento paralelo, en estos días los lojanos y visitantes también participan de la edición 187 de la Feria Comercial en el recinto Simón Bolívar, ubicada en el sector de Jipiro, en el norte de la ciudad.

Es un espacio que muestra el potencial comercial, productivo, gastronómico y cultural de la provincia de Loja. También hay juegos mecánicos. Esta feria estará abierta al público hasta el domingo 11 de septiembre del 2016. Cada noche hay la presentación de artistas, danzas y otras actividades.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)