29 de junio de 2014 20:40

La deuda pública creció 66,3% desde el 2009 y se invierte en proyectos de desarrollo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 77
Triste 5
Indiferente 23
Sorprendido 87
Contento 6
Unidad de Investigación y Datos

La deuda del sector público, incluida la interna y externa, cerró en USD 22,846.7 millones en 2013, esto es un incremento del 66,3% desde el 2009, que era de USD 13,734.0 millones.

Desde inicios del actual Régimen, la inversión pública se venía cubriendo con los excedentes que deja el petróleo por su alto precio (cerca de USD 100 el barril).

Pero este ingreso no ha sido suficiente para cubrir el Plan de Inversión Anual, por lo que el Gobierno ha encontrado en el endeudamiento una fuente para su financiamiento y desde el 2012 se evidencia un mayor crecimiento.

La mayoría de la deuda contraída se invierte en proyectos de desarrollo, según el Gobierno.

La proporción de la deuda pública total respecto al Producto Interno Bruto (PIB) del 2013, que cerró en 93, 577.2 millones, representó el 24,4% en ese año.

Sin se compara con la relación deuda/PIB del 2009, el incremento fue de 2,2 puntos, por lo que el Frente económico ha visto que todavía hay un margen de maniobra.

Fausto Herrera, ministro de Finanzas, anunció el martes pasado, en un conversatorio con la prensa que el endeudamiento respecto al PIB crecerá a un 34% hasta el 2017.

La búsqueda de financiamiento durante este Gobierno se ha centrado en las entidades multilaterales con sede en América Latina, como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el FLAR.

Herrera advirtió una vez más que este y el próximo año son difíciles por lo que tendrá más trabajo para buscar recursos. El requerimiento de financiamiento alcanza los USD 8 500 millones y aclaró que el déficit presupuestario, tras ajustes, es de 4 500 millones.

Para este año está previsto que llegen los desembolsos programados por aproximadamente USD 4 000 millones, provenientes de China y otros países. En contexto, desde el 2008, el Gobierno contrajo créditos por más de USD 10 000 millones, con China.

También se prevé que lleguen USD 1 000 millones, por la duplicación de una línea de crédito del Banco Mundial. Hace pocos días se concretó otro crédito de USD 400 millones con Goldman Sachs, al 4,3% y se realizó una emisión de bonos por 2 000 millones más, al 7,95%.

El destino de estos dineros, principalmente, será para el cambio de matriz energética. Solo en los ocho proyectos hidroeléctricos se necesitan USD 2 000 millones.

El artículo 126 de la Ley de Planificación de las Finanzas Públicas establece que los recursos, producto de transacciones de deuda pública, solo podrán utilizarse para: programas estatales, proyectos de inversión de infraestructura, que tengan capacidad financiera de pago. También se puede destinar para refinanciar deuda pública externa en condiciones más beneficiosas para el país.

Esta norma prohíbe, además, que el endeudamiento sea dirigido para gasto permanente, con excepción de los que prevé la Constitución: salud, educación y justicia, previa calificación del Presidente.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (2)