14 de diciembre de 2015 00:00

Ecuador busca revertir el historial de ‘mal pagador’ al cancelar bonos 2015

La exministra Magdalena Barreiro, en el 2005, dando la orden de venta de los Global 2015. Foto: Archivo EL COMERCIO

La exministra Magdalena Barreiro, en el 2005, dando la orden de venta de los Global 2015. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 8
Contento 40
Mónica Orozco

El pago de los Bonos Global 2015 ha generado atención nacional e internacional. Las razones: será la primera vez que Ecuador cancela a tiempo el capital a un tenedor de bonos. Además, porque es una oportunidad para cambiar su historial de mal pagador.

Ya sea por cuestiones económicas o argumentos de “ilegalidad” o “ilegitimidad”, Ecuador no ha cumplido a tiempo con estas obligaciones.

El pago por USD 650 millones más unos USD 30,5 millones en intereses que debe hacerse hasta mañana abre una ventana para que el país emita bonos y financie parte del presupuesto del 2016, afectado por la caída de ingresos petroleros.

Es claro que el Gobierno va a necesitar financiamiento el próximo año y un incumplimiento con la deuda le pondría en mayores dificultades al país”, dice el economista y exministro Diego Borja.

La exministra de Finanzas del Gobierno de Alfredo Palacio, Magdalena Barreiro, sabe lo difícil que es volver al mercado internacional para un país que ha caído en mora.

En medio de una grave crisis bancaria, el país anunció en agosto de 1999 que no pagaría los intereses de los denominados Bonos Brady, lo que le condujo a una negociación de su deuda externa. Casi un año después Ecuador aceptaba, bajo duras condiciones como altas tasas de interés, intercambiar todos sus bonos Brady y Eurobonos por dos tipos de papeles: los Global 2012 y 2030, bautizados así por el año de su vencimiento.

Pese a innumerables intentos, el regreso a los mercados tras la moratoria de 1999 no se había podido concretar.

Junto a un equipo de abogados, asesores de banca de inversión y técnicos de Finanzas, Barreiro se propuso en el 2005 llevar a cabo la difícil tarea de emitir bonos. “En ese momento administrábamos escasez y no abundancia”, enfatiza.

Abogados y banca de inversión se eligieron por concurso. Apoyados en presentaciones que mostraban la situación del país, el equipo emprendió una carrera contra el tiempo para captar capitales. En una gira que debía durar solo cinco días, recorrieron Londres, Nueva York, Múnich, Francfort, Los Ángeles, San Francisco y Boston. “Dormíamos en los aviones”, rememora Barreiro.

El resultado de todo ese proceso, que duró cuatro meses, fue la colocación de bonos Global 2015 por USD 650 millones entre inversores privados internacionales a una tasa del 10,75%, en momentos en que la calificación del país era CCC+, cuando los inversionistas solicitan al menos BB. “Ningún país y mucho menos uno latinoamericano había podido salir al mercado con una calificación de riesgo CCC+ y Ecuador pudo hacerlo”, dijo Barreiro.

La emisión tuvo dos objetivos, según el Gobierno de ese entonces. El primero fue mejorar la calidad crediticia del Ecuador y, luego, recomprar un tramo de los bonos 2012 -que ese momento pagaban una tasa del 12% la más cara de aquella época- para reemplazarlo con una deuda más barata. Borja, que reemplazo a Barreiro en Finanzas, completó el programa de Gobierno y recompró una parte de los Global 2012.

Además, dejó una escuela entre jóvenes funcionarios de la Cartera de Finanzas sobre emisiones internacionales. Entre ellos, Fausto Herrera, actual ministro de Finanzas, quien casualmente será el encargado de honrar los bonos 2015.

Pero en el 2008 una nueva decisión de no pago de las acreencias afectó otra vez el historial crediticio del país. Afines de ese año, el Gobierno declaró una moratoria en el pago de los Global 2012 y 2030 alegando que esa negociación benefició a los acreedores y no al país, e inició un proceso de renegociación de esa deuda.

Al concluir ese proceso el peso de la deuda externa del país se redujo de USD 10 088 millones en el 2008 a 7 392 millones el siguiente año, pero cerró de nuevo el acceso a capitales en el mercado internacional.

La alternativa de financiamiento para el Gobierno la ocupó China hasta el 2014, cuando el país realizó una nueva emisión de papeles en el mercado internacional.

Los bonos 2015 han tenido una alta volatilidad debido a factores internos y externos. Los movimientos más importantes en el precio y rendimiento de los bonos Global 2015 se dieron durante la moratoria de la deuda en el 2008, la caída de precios del crudo en el 2009 y el deterioro económico del país desde la segunda mitad del 2014, dice Santiago Mosquera, Jefe de Investigación en Analytica Securities.

Cada vez que el riesgo país sube, el precio de los bonos baja, con lo cual son menos apetecibles en el mercado.
Adiferencia de los Global 2012 y 2030, los bonos 2015 no fueron declarados ilegales ni ilegítimos, por lo que para Borja no existe razón para no honrarlos. “Sería muy delicado para el país que no se cancelen”.

El Gobierno ha reiterado en las últimas semanas que tiene recursos para hacerlo. Ecuador va a pagar los bonos 2015 hasta el 15 de diciembre”, dijo el viernes el Presidente Rafael Correa y lo repitió el sábado el ministro de la Política Económica Patricio Rivera.

Para Mosquera, el pago de los Global 2015 puede generar una reducción de los rendimientos de la deuda ecuatoriana que aún se transa en el mercado, que son los bonos 2020 y 2024.
El rendimiento o beneficio que percibe el tenedor de estos papeles podría caer. Hoy, la tasa de rendimiento de los Global 2024 está en el 12,5% y el de los 2020 en 16%, un valor alto comparado con países que están en una categoría de riesgo similar.

Por ejemplo, los bonos que también vencen en el 2024 de Líbano se están transando con un rendimiento del 6,25%. “El pago de los bonos 2015 puede ser percibido como una nueva ventana de oportunidad para que Ecuador pueda en el futuro regresar a los mercados con una nueva emisión”, anotó Mosquera.

En contexto

En el 2016 el país necesita cubrir necesidades de financiamiento por USD 6 600 millones, lo que permitirá cubrir el déficit presupuestario y las amortizaciones de deuda. El Gobierno anunció días atrás que trabaja para reducir el nivel de riesgo país.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (6)