22 de agosto de 2015 23:32

Uno de los detenidos en las protestas de Orellana sufrió un problema médico

Los detenidos fueron trasladados al centro de detención provisional de Francisco de Orellana. Foto: Vicente Costales/El Comercio

Los detenidos fueron trasladados al centro de detención provisional de Francisco de Orellana. Foto: Vicente Costales/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 101
Triste 7
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 33
Redacción Política (I)

Luego de casi tres horas y media de audiencia (desde cerca de las 17:30) a las tres personas aprehendidas durante las manifestaciones en Francisco de Orellana, el viernes 21 de agosto, se les dicto prisión preventiva.

Y aunque inicialmente el comandante de la Policia de la zona, Mauricio Gutiérrez, informó que los cargos eran falta a la autoridad y alteración del orden público, luego el abogado defensor, Carlos Acaro, mencionó que se tipificó como desobediencia a la autoridad e incitación. Sin embargo, estas dos versiones no se pudieron corroborar con la entidad de justicia a cargo del proceso, pues tras el trámite se cerraron las puertas del lugar.

Dos de los procesados son trabajadores del Consejo Provincial y el otro es controlador de un bus. Luego de que la audiencia terminó, los procesados se fueron como llegaron: custodiados por más de 20 policías.

Fueron trasladados al centro de detención provisional de Francisco de Orellana. Y allí uno de ellos (empleado del Consejo) sufrió un afección cardíaca, por lo menos así lo informaron allegados al hombre. Esta versión aún no es corroborada por un médico.

Al lugar llegó una ambulancia y el hombre fue llevado a una casa de salud de la capital de Orellana.

Al detenido lo acompañó en el vehículo de emergencia su esposa, quien mencionó previamente que viven desde hace treinta años en la provincia amazónica.

El hombre está siendo evaluado por los galenos.La atención prehospitalaria la dieron miembros del Cuerpo de Bomberos de Francisco de Orellana, quienes manifestaron que recibieron la alerta de que la persona se había desmayado. No obstante, dijeron, cuando llegaron ya estaba consiente. Pero al saber que sufría otras afecciones consideraron el traslado a la casa medica.
Carla P., sobrina política, indicó que él es hipertenso y que les comunicaron que se había desmayado.

Al sitio de la audiencia también llegaron familiares de los otros dos detenidos. En el caso del controlador de bus, estuvieron su madre, hermanos y su pareja, quien espera un bebé.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (3)