28 de septiembre de 2016 07:55

Cinco detenidos en España, Alemania y Bélgica por hacer propaganda del Estado Islámico

Un hombre fue detenido en Melilla, España, durante la operación antiterrorista que se desarrolló conjuntamente entre España, Alemania y Bélgica. Foto: EFE

Un hombre fue detenido en Melilla, España, durante la operación antiterrorista que se desarrolló conjuntamente entre España, Alemania y Bélgica. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Agencia AFP

Las autoridades españolas anunciaron este miércoles 28 de septiembre del 2016 la detención de cinco personas en España, Alemania y Bélgica como presuntos miembros de una célula de propaganda de la organización Estado Islámico (EI), en una operación policial internacional.

Dos de las detenciones tuvieron lugar en Barcelona, en España, una en el enclave español de Melilla al norte de Marruecos, otra en Wuppertal en Alemania (oeste) y la última en Bruselas, señaló el ministerio de Interior español en un comunicado.

En otro comunicado, la policía nacional precisó que cuatro de los detenidos son de nacionalidad española y otro es marroquí.

“Los cinco detenidos formaban una célula con una estructura perfectamente organizada, que siguiendo los dictados de la organización terrorista Dáesh (el acrónimo árabe del EI), actuaban a través de distintos canales de Internet”, explicó el ministerio.

Su principal instrumento de propaganda era “la página de Facebook denominada 'Islam en Español', de la que son administradores los detenidos en Alemania y Bélgica”, añadió.

Esta página escrita mayoritariamente en español “cuenta con
32 500 seguidores”.

“Con el pretexto de divulgar contenido religioso, intercala mensajes y comentarios de carácter radical donde se ensalza a los combatientes yihadistas y las acciones llevadas a cabo por el Dáesh”, explicó el ministerio en su comunicado.

Los cinco detenidos están acusados de querer incitar a cometer atentados y reclutar candidatos a la yihad. Su célula “representaba una amenaza grave, concreta y continuada para la seguridad en Europa”, afirmó la policía.

Hasta ahora, España se quedó al margen de los mortíferos atentados del Estado Islámico, a diferencia de su vecina Francia, blanco de una serie de ataques desde 2015 que causaron 238 muertos.

Sin embargo, el país fue víctima del mayor atentado yihadista en Europa, el 11 de marzo de 2004, cuando varias bombas colocadas en trenes de Madrid mataron a 191 personas.

La policía española contabiliza 143 detenciones de presuntos yihadistas desde 2015, 113 de ellas en España y las otras 30 en operaciones realizadas en otros países.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)