13 de julio de 2015 18:53

Policía trasladó al CDP a jóvenes detenidos cerca del colegio Mejía

Los tres estudiantes del Colegio Mejía salieron de una audiencia de reformulación de cargos en la Unidad de Flagrancias, este lunes 13 de julio de 2015. Los jóvenes mayores de edad fueron llevados al CDP. Foto: Galo Paguay/El Comercio

Los tres estudiantes del Colegio Mejía salieron de una audiencia de reformulación de cargos en la Unidad de Flagrancias, este lunes 13 de julio de 2015. Los jóvenes mayores de edad fueron llevados al CDP. Foto: Galo Paguay/El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 14
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Javier Ortega

Los tres jóvenes arrestados cerca del Instituto Nacional Mejía regresaron a las 18:00 de este lunes 13 de julio del 2015 al Centro de Detención Provisional de Quito, ubicado en El Inca. Un bus del Ministerio de Justicia los trasladó desde la Unidad de Flagrancia, en el sector La Mariscal, hasta ese complejo.

Por la mañana, los estudiantes fueron convocados a la Unidad de Flagrancia para una audiencia de reformulación de cargos. La Fiscalía los procesó por presunto sabotaje. Sin embargo, tras la diligencia de hoy, el juez resolvió que los chicos fueran investigados por daños al bien ajeno.

El 19 de junio de 2015, un grupo de estudiantes del colegio Mejía salió a las calles para protestar por la supuesta eliminación de la sección nocturna. La manifestación dejó dos policías heridos y una motocicleta fue incinerada. Los agentes capturaron a los tres jóvenes en los exteriores del plantel.

Horas después de esos incidentes, el ministro de Educación, Augusto Espinosa, negó los rumores y aseguró que la sección nocturna seguirá e incluso se la fortalecerá.

Esta mañana, Gonzalo Realpe, abogado de dos de los tres procesados, dijo que la decisión tomada hoy (13 de julio) por el juez demuestra que la primera acusación era sobredimensionada. "Nosotros lo indicamos desde el principio; era desproporcionado el tipo penal de sabotaje".

El daño a bien ajeno está tipificado en el artículo 204 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). El juez ordenó que los estudiantes fueran juzgados según el inciso segundo numeral 3 de dicho artículo, que prevé una sanción de uno a tres años de prisión si se utiliza fuego para el daño o destrucción de bienes muebles.

El delito de sabotaje contempla penas de 5 a 10 años de cárcel, según el artículo 345 del COIP.

Realpe presentará mañana, martes 14 de julio, una solicitud de fianza para que los chicos puedan salir, mientras avanza el proceso penal.

Esta tarde, los jóvenes salieron esposados desde la Unidad de Flagrancias. Un agente los custodió hasta el bus y ahora ya permanecen en el CDP.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)